•  |
  •  |
  • EFE

La selección nigeriana aspira a ganar este martes a Argentina, en la tercera jornada del Grupo D de Rusia-2018, y retirar internacionalmente a Lionel Messi, aseguró este lunes Brian Idowu.

"Sí, nuestro principal objetivo será que sea el último partido de la Copa del Mundo para Messi, por mucho que nos guste verle jugar", dijo el defensa nigeriano en una conferencia de prensa en el Saint Petersburg Stadium, donde tendrá lugar el encuentro al día siguiente.

"Claro que me encantaría cambiar la camiseta con él pero también con otros jugadores ya que Argentina tiene muchos buenos jugadores, no solo Messi", añadió.

El seleccionador Gernot Rohr se mostró más prudente.

"Estamos centrados en nuestro equipo. Nos encanta Messi, a todos les encanta pero la pregunta no es si va a ser su último partido o no sino clasificar a octavos. Somos profesionales, tenemos que representar los colores de Nigeria y en fútbol no hay piedad. Todos quieren ganar y nadie hace regalos, por mucho que les guste tanto este jugador", aseguró.

"Vimos los partidos contra Islandia y contra Croacia, lo hizo bien, tuvo mala suerte, el arquero detuvo el penal, tuvo muy mala suerte, pero está en muy buena forma y hay que tener cuidado con él", añadió.

Los sudamericanos necesitan ganar sí o sí a los africanos desde las 18H00 GMT para ser segundos. A partir de ahí, un empate entre croatas e islandeses o una victoria croata los clasificaría automáticamente a octavos.

En caso de que Islandia ganara, se definiría por la diferencia de goles, que actualmente dominan los europeos (-2 por -3 de los argentinos).

"Vamos a pelear como Súper Águilas, sabemos que va a ser una buena batalla contra Argentina, ellos tienen que ganar, puede que un empate sea suficiente para nosotros pero puede que no. Va a ser una magnífica batalla. Hemos tenido un día menos de preparación (que ellos), así que puede ser duro físicamente para nosotros pero espero que estemos listos desde el primer minuto porque creo que va a ser un gran partido de fútbol", agregó el preparador.

Optimismo

Argentina llega a la contienda tras empatar 1-1 ante Islandia en el encuentro inaugural de la llave y de caer estrepitosamente 0-3 ante Croacia en la segunda jornada pero la victoria de los africanos ante los "Vikingos" por 2-0 un día después les dio esperanzas para avanzar a octavos de final.

"Somos muy optimistas. Hicimos un gran partido (ante Islandia) y nuestro estado de ánimo es muy bueno. Argentina ha tenido dudas y tenemos una ventaja en este sentido pero sé por experiencia que las cualidades tan buenas que tienen van a aparecer. Nosotros somos jóvenes. No hay que olvidar que ellos están entre los diez mejores del mundo", apuntó Rohr.

"No nos preocupa demasiado la inestabilidad en Argentina. No nos centramos en eso, nos centramos en nosotros, eso es lo más importante. Para nosotros el foco no está en lo que le ha pasado antes sino en el partido de mañana", explicó por su parte Idowu.

La batalla de la edad

Argentina y Nigeria se jugarán el pase a octavos en una batalla generacional. No en vano, los albicelestes son el equipo de mayor edad del campeonato mientras los africanos son los más jóvenes del mismo.

Lo que podría ser una ventaja en términos físicos, también podría ser todo lo contrario desde un punto de vista de experiencia, como así reconoció el seleccionador de las Súper Águilas.

"Espero que sí (que la diferencia de edad se note). Pero en un partido así también puede ser una desventaja. Antes hicimos penales tontos, algunas faltas que no tuvimos que hacer... y eso es porque somos jóvenes. Espero que aprendamos de esos errores. La experiencia de Argentina puede ser algo positivo para ellos en un partido como este".