•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya clasificada para los octavos de final del Mundial con dos victorias muy sufridas, Francia rotará hoy en Moscú para lograr el liderato del grupo C ante una Dinamarca muy eficaz a la que le vale un empate para avanzar.

Los “Bleus” pueden permitirse incluso un simple empate en su tercer y último partido de la fase de grupos, suficiente para finalizar en la primera plaza, como en el Mundial 2014 y en la Eurocopa 2016, cuando empató sin goles respectivamente ante Ecuador y Suiza.

“Sobre todo no podemos acabar segundos, porque jugaríamos con Croacia”, señaló el centrocampista Corentin Tolisso, impresionado por el espectáculo de Luka Modric y sus compañeros ante Argentina (3-0).

Si Croacia cumple los pronósticos y finaliza en primer lugar de la llave D, Francia -como primera- podría enfrentarse a dos viejos rivales, Nigeria (batida por 2-0 en octavos del Mundial 2014) o Islandia (goleada por 5-2 en los cuartos de la Eurocopa 2016). A pesar de su mal momento, la otra opción sería jugar con Argentina y un Leo Messi con el orgullo herido tras dos actuaciones muy decepcionantes.

Pero antes, Dinamarca. Como en los dos torneos precedentes, el seleccionador francés Didier Deschamps podría cambiar entre cinco o seis jugadores de su once, con el objetivo de dar ritmo de competición a los suplentes, pensando en las eliminatorias.

La opción Lemar

El técnico intentará cambiar jugadores sin romper la dinámica ganadora, tras dos peleados triunfos frente a Australia (2-1) y Perú (1-0). También debe gestionar los jugadores que han visto tarjetas, ya que en caso de recibir una nueva amarilla se perderían el partido siguiente. Es el caso de Tolisso, Paul Pogba y Blaise Matuidi.

Con este panorama, podría tener una oportunidad Steven N’Zonzi, que jugaría al lado de N’Golo Kanté, según las pruebas realizadas en los últimos entrenamientos.

En ataque podría optar por mantener a Antoine Griezmann junto a Olivier Giroud y Ousmane Dembelé, que daría descanso a Kylian Mbappé, único jugador que ha sido titular en los cinco encuentros disputados desde el comienzo de la concentración para el Mundial.

También podría tener una opción Thomas Lemar, en el extremo izquierdo. El nuevo jugador del Atlético de Madrid ha sido la principal víctima del cambio de sistema táctico, pero el regreso del 4-2-3-1 le daría la ocasión de su mostrar su creatividad y su excelente zurda.

Amenaza permanente 

En el bando danés, el seleccionador Age Hareide podría lamentar sus palabras a finales de mayo en el diario Jyllands-Posten, cuando aseguró que los Bleus “no tenían nada especial”.

Vencedor 1-0 ante Perú en el debut en un partido en el que el entrenador reconoció que el cuadro sudamericano había sido superior, Dinamarca cosechó un empate 1-1 ante Australia en la segunda fecha.

Al frente de la tropa nórdica, su líder técnico Christian Eriksen, goleador y jugador del partido frente a los “Socceroos”. Lo cierto es que Dinamarca se ha mostrado como un equipo muy eficaz, capaz de marcar en las pocas ocasiones de las que ha dispuesto. Con un empate estará en octavos.

Francia-Dinamarca es un clásico de los grandes torneos, con un sabor particular para los Bleus. Cada vez que han batido a los escandinavos en fase de grupos, han terminado levantando el título (Mundial 1998, Eurocopas de 1984 y 2000). Un presagio inmejorable para los chicos de Deschamps.