•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ‘Faraón’ Mohamed Salah se despidió del Mundial Rusia-2018 este lunes marcando un gol en la derrota 2-1 de Egipto ante Arabia Saudí, un partido entre las dos selecciones eliminadas del grupo A disputado en Volgogrado.

Salman Alfaraj, a los 45+6 de tiro penal y tras revisión en videoarbitraje, y Salem Aldawsari (90+5) marcaron los goles del combinado orientado por el hispano-argentino Juan Antonio Pizzi.

La estrella del Liverpool había abierto la cuenta a los 22 minutos con una magnífica definición ante el golero Yasser Almosailem. En Samara, por la misma llave, Uruguay goleó 3-0 a Rusia y se quedó con el primer lugar de la zona al sumar un puntaje perfecto de 9 puntos, mientras que los anfitriones quedaron segundos (6). Arabia Saudí terminó tercera con un punto y Egipto cuarta sin unidades.

El duelo en el estadio de Volgogrado tuvo como condimento adicional el enfrentamiento de los técnicos argentinos Héctor Cúper, de 62 años, y Pizzi, de 50 años, ambos debutantes como estrategas en una Copa del Mundo.

El partido, al que acudieron unos 30,000 espectadores, sirvió para que el golero egipcio Essam El Hadary se convirtiera a sus 45 años en el futbolista de más edad en disputar un partido en un Mundial, batiendo el récord del colombiano Faryd Mondragón (43 años y 3 días) en Brasil-2014.

El Hadary, con más de 150 partidos internacionales, disputó el encuentro con 45 años y 161 días y debutó con la selección de Egipto en 1996, incluso un año antes del nacimiento de Ramadan Sobhy Ahmed, uno de sus compañeros de plantel.

Sello de Anfield 

Sin ningún incentivo en juego, apenas el honor, Egipto y Arabia Saudí no pudieron pasar de un trámite discreto. Salah; sin embargo, se las arregló para batir a Almosailem con un ‘globo’ cuando este le achicaba y era presionado en velocidad por dos defensores árabes que lo corrían.

El servicio largo de desde el área egipcia de Abdalla Said tomó mal parada a la zaga saudí, ‘Momo’ controló la pelota con la punta de su botín izquierdo y con el mismo pie la picó sobre el meta para su segundo grito de gol en Rusia.

El ‘faraón’ pudo haber llegado al tercero, pero increíblemente falló a los 24 volviendo a picar la pelota sobre Almosailem, pero esta se fue ligeramente desviada sobre el palo izquierdo. Los saudíes encontraron el empate en el punto penal, luego de un claro agarrón de Ali Gabr sobre Fahad Almuwallad, quien minutos antes había errado una pena máxima. La acción fue revisada en videoarbitraje y Alfaraj transformó la falta en gol cerrando la primera parte.

La segunda mitad se jugó con un poco más de dinámica y presencia en ambos arcos, pero fue hasta los 90+5 minutos cuando Arabia Saudí celebró su única victoria en el Mundial con un tanto de Aldawsari, tras una combinación de pases en el área.