•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Marco Reus no tiene ninguna intención de permitir que Corea del Sur se interponga en el camino de Alemania de pasar a los octavos de final de Rusia-2018 hoy, ahora que el campeón del mundo ya ha salvado el pellejo una vez.

Reus fue suplente en la derrota 1-0 ante México, pero tuvo un papel decisivo contra Suecia, al marcar el gol del empate a los 48 minutos, tanto que metió a Alemania de nuevo en el partido. A falta de segundos para que acabase el partido en Sochi, Alemania consiguió una importante victoria por 2-1 gracias al excelente disparo de Toni Kroos.

Alemania evitó la ignominia de convertirse en el sexto equipo que gana un Mundial y en el siguiente cae en la fase de grupos, pero todavía no está a salvo. Cuatro años después de que España se convirtiera en el quinto campeón que cae en a las primera de cambio, los hombres de Joachim Löw estuvieron a punto de ser eliminados en primera ronda por primera vez desde Francia-1938.

Alemania, que ganó los 10 encuentros de su fase de clasificación para el Mundial con una enorme diferencia de goles de 39, aún tiene que convencer a muchos de que merece un lugar entre los 16 mejores, por no hablar de la final del torneo. El camino de Alemania a la segunda ronda está lleno de obstáculos.

A pesar de que Corea del Sur es el último del grupo F sin un solo punto después de derrotas ante México (2-1) y Suecia (1-0), los cuatro equipos de la llave todavía tienen posibilidades de clasificarse. Alemania pasará sin depender del resultado de México-Suecia si gana por dos o más goles contra Corea del Sur, que puede clasificar si vence a Alemania y Suecia pierde.

Si Suecia y Alemania empatan sus partidos, el equipo que haya marcado más goles pasará, y en caso de que igualen en este apartado, serán los germanos quienes irán a octavos, ya que venció en su duelo contra los nórdicos. 

‘Hablar demasiado’ 

Después de perderse el Mundial de Brasil hace cuatro años, cuando en la prórroga Mario Goetze anotó contra Argentina y dio a Alemania su cuarto título del orbe, podría decirse que Reus tiene más razones que la mayoría para asegurarse de que la Mannschaft evite una eliminación prematura.

El delantero del Borussia Dortmund se perdió la cita de Brasil por una rotura de ligamentos del tobillo izquierdo, la Euro-2016 por un problema en la ingle y el triunfo en la Copa Confederaciones de Rusia-2017 por una rotura de ligamentos de la rodilla.

“Por supuesto, jugamos mal contra México y hemos tenido que enfrentar las críticas, pero, en mi opinión, hemos hablado demasiado tiempo de ello”, afirmó Reus a periodistas el lunes. Sometido ya a fuertes críticas en los medios de comunicación alemanes, la caída sería monumental si Alemania no logra avanzar.

En 1938, la bandera de Alemania todavía estaba adornada con una esvástica cuando Suiza acabó con sus esperanzas en la victoria por 4-2 en octavos de final, entonces primera ronda.