•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La puesta a punto de Neymar Jr es una lucha contra el reloj. Para lucir en plenitud, según sostuvo Tite en rueda de prensa, la estrella brasileña necesita todavía minutos de juego y de rodaje en un campeonato que apenas da tregua.

Cada cinco días, desde el pasado 17 de junio, la Canarinha tiene partido. Cada cinco días, por tanto, el '10' del combinado verde-amarillo debe acelerar en su condición física. Ésta todavía se ve disminuida por la lesión en el quinto metatarso del pie derecho que requirió cirugía el pasado mes de marzo.

Su preparación fue corta y, en consecuencia, le faltan chispa y convicción para mostrarse cual habilidosa gacela por el flanco izquierdo del ataque brasileño. Como el antílope para huir de sus depredadores, Neymar necesita de su velocidad para desprenderse de la vigilancia de sus rivales, se llamen Stephan Lichtsteiner, Cristian Gamboa o, como hoy, Antonio Rukavina.

El '2' serbio volcó sus esfuerzos en tratar de empequeñecer al atacante del Paris Saint-Germain y sumó a esa lucha a sus compatriotas Dusan Tadic y Adem Ljajic, especialmente despiadado ante el tobillo de Neymar cuando en el minuto 31 su carrera por la banda se presentaba amenazante. Hasta entonces el atacante brasileño se había mostrado más recatado; más preocupado por encontrar a Philippe Coutinho y a Gabriel Jesus que por entretenerse en el regate.

Cada cinco días, desde el pasado 17 de junio, la Canarinha tiene partido AFP/END

Sí se gustó con un primer túnel a Dusan Tadic -fue su puesta en escena en Moscú- y algún cambio de orientación, pero también perdió balones por insistir con uno y otro adorno. Del riesgo que habitualmente toma el exjugador del Barcelona y del Santos sí surgieron una asistencia preciosista a Gabriel Jesus y otra potente rosca con la que buscó el palo izquierdo de la portería de Vladimir Stojkovic, pero Neymar no sumó en el primer gol.

Coutinho puso el pase; Paulinho el remache. El jugador del Paris Saint-Germain sí sirvió, ya entrada la segunda mitad, el 2-0 a Thiago Silva, al botar un saque de esquina; en el remate, sin embargo, golpeó con imprecisión.

Cada cinco días, por tanto, el '10' del combinado verde-amarillo debe acelerar en su condición física. AFP/END

Mientras sus seguidores le aguardan al grito de "Neymar, Neymar, Neymar", "el conjunto resuelve". "A mí no me gusta que se le dé una responsabilidad excesiva porque cada uno de nosotros tiene una responsabilidad", subrayó Tite. Así, aunque la mejor versión de Neymar se reconstruye con lentitud, el cuerpo técnico premia su evolución desde su estreno en el Mundial de Rusia.

"Ante Suiza su mapa de calor fue uno", comentó el preparador brasileño, "pero ante Costa Rica sus jugadas por la banda y por el centro aumentaron considerablemente". "Con un partido más es posible que alcance su plenitud", dijo en la previa del choque disputado este miércoles en el estadio Spartak de Moscú. La estrella brasileña ha consumido su tiempo de rodaje: los 270 minutos de la primera fase. Para los octavos de final, ante la selección de México, se espera que ofrezca un fútbol más eléctrico.