•   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La selección alemana de fútbol aterrizó este jueves en el aeropuerto de Fráncfort, menos de 24 horas después de su fracaso en el Mundial de Rusia-2018, donde quedó eliminada en la primera fase como colista del Grupo F, tras su derrota 2-0 ante Corea del Sur en Kazán.

"Han aterrizado", confirmó un responsable del equipo nacional hacia las 13h00 GMT.

 Lea: Alemania, entre la rabia y la consternación

Unas horas antes, la Mannschaft había pedido disculpas a sus aficionados en un mensaje en las redes sociales, cuatro años después de haber logrado el título en Brasil-2014.

El seleccionador Joachim Löw, cuyo futuro al frente de la selección genera interrogantes, y el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, tenían previsto comparecer ante los medios de comunicación.

Alemania no quedaba fuera en la primera etapa de un Mundial desde la lejana edición de 1938.

 De interés: ¡Cae el campeón! Alemania eliminada del Mundial Rusia-2018

"Seguimos muy afectados", reconoció a la llegada a Fráncfort el mánager general del equipo, Oliver Bierhoff.

Unos doscientos aficionados decepcionados esperaban en el aeropuerto a los jugadores. Foto: AFP/END

"Decepción, enfado (...) Hemos echado a perder muchas cosas. Esto queda en nuestro historial. Los jugadores sabemos que somos los responsables", comentó por su parte el arquero y capitán, Manuel Neuer.

Unos doscientos aficionados decepcionados esperaban en el aeropuerto a los jugadores.

 Además: México se hunde ante Suecia pero clasifica a octavos gracias a Corea

Entre ellos estaba Gunther Kuemmel, un repartidor de periódicos de 67 años, que llevaba una pancarta en la que se podía leer: "Vergüenza deportiva".

Unos doscientos aficionados decepcionados esperaban en el aeropuerto a los jugadores. Foto: AFP/END

"Estoy decepcionado por la actitud de los jugadores, que no fue profesional. Nunca tuve la impresión de que quisieran ganar", estimó. "No hubo ningún destello y es culpa de Löw", apuntó.