•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección argentina volvió este miércoles a los entrenamientos en Bronnitsy, en el sureste de Moscú, con la mira puesta en su encuentro de octavos de final ante Francia, luego de derrotar el martes 2-1 a Nigeria.

La Albiceleste, tras un gran esfuerzo, viajó desde San Petersburgo hasta Moscú por la noche y, en una soleada tarde en las afueras de la capital rusa, regresó al trabajo en un campo auxiliar, donde los suplentes completaron una práctica de carga ligera mientras los titulares se ejercitaban en el gimnasio. Ahora en el campamento base argentino no se habla de otra cosa que de Francia, tras superar con dificultades la fase de grupos gracias a un gol de Marcos Rojo a los 86 minutos.

“Estos futbolistas jugaron con el corazón y mucha rebeldía. Esto fortalecerá las chances de cara al futuro (...). La regularidad y la consistencia que tuvo el equipo nos va a permitir pasar la próxima final que nos toca. Vamos a jugar con un equipo que es candidato, así que va a ser un partido muy exigente”, dijo Jorge Sampaoli tras la contienda. “Vamos a jugar con una selección que tiene grandes individualidades. Trabajaremos en lo colectivo para que Messi pueda dar lo que dio hoy gran parte del partido”, agregó.}

El sábado, Argentina, como segunda del grupo D, chocará con Francia, primera de la llave C, por un lugar en los cuartos de final. “Era una obligación pasar de fase, nos hubiera gustado pasar de primera pero no se dio y lo que toca es enfrentar lo que viene”, comentó Javier Mascherano en zona mixta.

Con los titulares en el gimnasio, este miércoles se vio un ambiente mucho más relajado. Hombres como Cristian Pavón, Sergio Agüero o Lucas Biglia se divirtieron bajo la atenta mirada de Sampaoli, que dejó la imagen de la jornada al participar activamente durante unos minutos en los rondos de los futbolistas.

El DT se situó en el medio y persiguió la pelota mientras sus jugadores combinaban con velocidad. Tras unos instantes, Sampaoli se retiró y supervisó la práctica desde lejos.

Estudio del rival 

Francia y Dinamarca empataron 0-0 el martes y pasaron como primero y segundo del grupo C, lo que provocó que galos y albicelestes se midan en la próxima instancia. Aun así, los argentinos reconocen haber estudiado durante la competición a su próximo rival. Y evitan la vitola de favoritos.

“Hemos visto cada partido de Francia, hemos visto todos los partidos de este Mundial. Francia es un buen equipo, con jugadores habilidosos, muy rápidos y que pueden marcar diferencias”, dijo Messi tras el choque ante Nigeria, en el que fue nombrado mejor futbolista de la contienda.