•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Inglaterra y Bélgica, ya clasificadas para los octavos de final, se enfrentan hoy en Kaliningrado a las en un partido que decidirá quién se queda con el liderato del Grupo G del Mundial-2018. Ambas selecciones están empatadas a puntos y a goles, pero los ingleses lideran el grupo por la diferencia de amonestaciones al contar con una tarjeta amarilla menos que los belgas (2 frente a 3).

El ganador del partido se hará así con el liderato del grupo, pero un empate podría hacer depender la primera plaza del que reciba menos tarjetas amarillas. Será la tercera ocasión en que ambas selecciones se midan en unos Mundiales, pero con la clasificación en el bolsillo, las dos podrían tomárselo con calma.

Brasil a la vista 

El que acabe primero del grupo G podría tener que cruzarse, en caso de pasar de octavos, con Brasil en cuartos de final. “Queremos realmente ganar el partido. Eso significaría que acabaríamos primeros y que podremos ir lejos. Queremos desarrollar una mentalidad ganadora así que no puedo imaginar una situación que no sea fiel a lo que hemos intentado construir desde hace dos años”, dijo este miércoles el seleccionador inglés, Gareth Southgate.

Será un choque entre dos selecciones cuyos jugadores se conocen bien, ya que muchos de los belgas, como el propio Fellaini, Lukaku, Eden Hazard o el central Toby Alderweireld juegan en la Premier League inglesa. “Antes del torneo, en el vestuario del Tottenham, donde coinciden varios internacionales belgas e ingleses, nos preguntábamos quién iba a ganar este partido”, contó el defensa belga.

Tras sendas goleadas a Panamá (3-0) y Túnez (5-2), los belgas tendrán que seguir desplegando su mejor juego ante una Inglaterra que, como ellos, lleva dos victorias en dos partidos, una de ellas también por un abultado 6-1 a Panamá.

El inglés Harry Kane, máximo anotador del Mundial hasta el momento con cinco tantos, tendrá la ocasión de seguir sumando, con el aliciente de que Lukaku, segundo mejor artillero con cuatro junto a Cristiano Ronaldo, podría no estar sobre el terreno de juego. Los ingleses no han podido empezar de mejor manera este Mundial, tras las desilusiones sufridas en los últimos años en grandes torneos y aspiran a seguir así.