•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Logrará la defensa inglesa mantener el orden táctico para frenar a Falcao o se mostrará atacable como ante Bélgica? La clave del choque entre Colombia e Inglaterra, el martes en Moscú por los octavos de final del Mundial, parece resumirse a esta cuestión.

Con apenas dos juegos empatados de 10 disputados, Inglaterra logró el pase a Rusia-2018 en buena parte a su última línea, que solo permitió 3 goles en la clasificatoria europea, una última línea que se ganó una reputación de infranqueable.

Pero en el Mundial los ingleses, que finalizaron segundos en el Grupo G detrás de Bélgica, encajaron un gol en cada partido de la primera fase: victorias 2-1 y 6-1 ante Túnez y Panamá y derrota 1-0 frente a los ‘Diablos Rojos’. 

Ante Túnez, el técnico inglés Gareth Southgate utilizó una línea de tres con John Stones como eje y Kyle Walker y Harry Maguire por las bandas. La misma defensa la repitió ante los panameños, e incluso Stones se dio el gusto de marcar en ese compromiso dos goles.

Frente a los belgas, Southgate cambió de nombres pero mantuvo el esquema del tres posterior: Stones siempre como último hombre, y Phil Jones y Gary Cahill por los costados.

A la luz del resultado, podría decirse que la apuesta del técnico inglés no funcionó, y de eso José Pekerman tomó nota.

Los cafeteros ‘ingleses’ 

No es un detalle menor teniendo en cuenta el ataque colombiano, liderado por Radamel Falcao, y en el que constantemente llegan a zona de riesgo Juan Guillermo Cuadrado por la derecha, Juan Fernando Quintero sobre la frontal, y James Rodríguez por el sector opuesto.

Aunque la estrella cafetera está en riesgo de perderse ese compromiso por una lesión aparentemente muscular que lo sacó a los 30 minutos del partido ante Senegal, en la trabajada victoria 1-0 en Samara el jueves en el cierre de la llave H. 

Del actual plantel colombiano en Rusia, seis jugadores saben lo que es vivir en la Premier League inglesa. El defensor central Dávinson Sánchez (Tottenham), el guardameta David Ospina (Arsenal) y José Izquierdo (Brighton) actúan en esa liga, mientras que Falcao, Juan Guillermo Cuadrado y Carlos ‘la Rosa’ Sánchez pasaron sin dejar huella.

La historia del ‘Tigre’ en el futbol inglés no fue la mejor, y estuvo marcada por nuevas lesiones después de la sufrida en enero de 2014 jugando en el AS Mónaco y que lo privó de disputar el Mundial de ese año cuando atravesaba por uno de los mejores momentos de su carrera.

Una etapa sin rugir 

Concluido el Mundial brasileño, Falcao dejó la disciplina monegasca para unirse al Manchester United. 

Con los Red Devils, Falcao solo marcó 4 goles en 29 partidos, en buena parte porque nunca entró en los planes del entonces DT Louis van Gaal.

El futuro inmediato le planteó al colombiano su retorno al AS Mónaco, pero José Mourinho lo llevó al Chelsea en el inicio de la campaña 2015-2016 con la intención de devolverle al ‘Tigre’ sus rugidos.

Pero con los ‘Blues’ la historia fue peor que en el MU: apenas 12 partidos, un gol y la aparición de nuevas lesiones que hicieron pensar en que la vida futbolística de Falcao estaba próxima a su final.

Pero el colombiano no se rindió, puso rumbo a Mónaco y allí volvió a parecerse al ‘Tigre’ del Atlético de Madrid.

Los del Principado ganaron la Ligue 1 2016-2017 y Falcao aportó al campeón francés 21 goles en 29 partidos, y en Liga de Campeones estuvo en 10 choques y marcó 7.

En la pasada campaña, Falcao marcó 24 goles entre las tres competencias en las que estuvo el AS Mónaco, y ahora en el Mundial, con el brazalete de capitán, ya suma una anotación.

El ‘Tigre’ vuelve a verse con sus amigos ingleses de la Premier, donde su historia de rugidos no fue la mejor.