•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Messi es Messi y con casi nada puede marcar la diferencia, aseguró este viernes el seleccionador de Francia, Didier Deschamps, en la antesala del partido con Argentina por los octavos de final del Mundial Rusia-2018.

“Messi es Messi, 65 goles (con la selección) en casi mismo número de partidos (64). Podemos intentar neutralizarlo pero sabemos que con casi nada puede marcar la diferencia”, admitió Deschamps en rueda de prensa en el Kazán Arena.

“Uno de nuestros trabajos, no el único, es intentar limitar su influencia, limitar su impacto en el juego, pero Messi es Messi y con muy pocas cosas puede crear algo grande porque es imprevisible”, agregó el entrenador de los ‘Bleus’.

Francia, finalista de la Eurocopa-2016, pasó a los octavos como primera del Grupo C, aunque su estilo de juego no convence a la afición de ese país, y Argentina, actual subcampeona del mundo, se quedó con sufrimiento con el segundo lugar de la llave D gracias al factor Messi ante Nigeria.

“Argentina es un equipo de luchadores, de guerreros, y tiene a jugadores como Mascherano que están acostumbrados a jugar Mundiales. Francia es un equipo joven, pero eso no es excusa y no nos impide que seamos competitivos”, remarcó Deschamps, que ante la albiceleste cumplirá su partido 80 como DT de los galos.

Esperando al mejor Griezmann 

Deschamps defendió nuevamente el cambio generacional en la selección francesa con 15 jugadores debutantes en Copas del Mundo y descartó que ese sea el motivo por el cual el combinado no ha mostrado su mejor versión en el Mundial.

“Es cierto que no hemos sido tan acertados, lo mejor que se vio de Francia fue en el primer tiempo ante Perú (1-0), pero no quiero buscar excusas, 15 de mis jugadores no han estado en este tipo de competiciones, pero juegan en grandes clubes de Europa y ahora es cuando deben demostrar por qué están aquí”, argumentó.

“Ya pasó la primera fase, con adversidades para todas las selecciones, las tuvo Argentina, las tuvieron otras selecciones, ahora es cuando debemos ser más compactos, más inteligentes y ser un mejor equipo”, sostuvo el DT.

Mientras en Argentina Messi apareció ante Nigeria en una versión parecida a la del Messi del Barcelona, en Francia siguen esperando que Antoine Griezmann se haga presente y lidere a los ‘Bleus’ en las etapas decisivas.

“Estamos muy enfocados en el partido de mañana. Y si bien nuestros partidos en la primera fase mostraron una versión diferente, me atrevería a decir que a partir del sábado (hoy) hay un nuevo comienzo para nosotros”, aseguró.

“Es así, tenemos que asegurarnos de que nos vaya bien”, continuó.