•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras un pleno perfecto de tres victorias en tres partidos, en la fase de grupos, Bélgica busca hoy en Rostov del Don su pase a cuartos de final del Mundial de Rusia-2018 ante un Japón que haría historia si pasa de ronda.

Bélgica había llegado a Rusia como una de las selecciones a tener en cuenta, pero con el paso de los partidos ha mostrado sus credenciales como seria aspirante a la final con un grupo de jugadores talentosos, muchos de los cuales militan en los mejores equipos europeos.

El liderato de su grupo G la ha enviado por el lado del cuadro, ‘a priori’ más difícil, que podría suponerle enfrentarse a Brasil en cuartos; pero Martínez tiene claro que antes de seguir haciendo cuentas hay que ganar a los ‘Samuráis azules” el lunes en el estadio de Rostov.

Equipo de lujo

Tras el paréntesis de Inglaterra, Martínez volverá a alinear su once de lujo frente a los japoneses. Volverán a ser titulares hombres, como Romelu Lukaku, segundo mejor goleador del Mundial con cuatro tantos, los mismos que Cristiano Ronaldo, o Eden Hazard para intentar parar a una de las sorpresas del campeonato.

Japón, que juega por tercera vez en su historia unos octavos de final mundialistas, fue de más a menos en la fase de grupos con una sorprendente victoria sobre Colombia (2-1), un empate con Senegal (2-2) y una derrota ante Polonia (1-0).

Empatados con Senegal, solo el tener menor número de amonestaciones que los africanos, les permitió clasificarse para la siguiente fase. El seleccionador, Akira Nishino, incluso admitió que pidió a sus jugadores defender la derrota y confiar en el resultado del Senegal-Colombia para lograr la clasificación. 

Pero, ahora al seleccionador japonés, llegado al cargo apenas dos meses antes de iniciarse el Mundial tras la destitución del bosnio Vahid Halilhodzic, no le valdrá la especulación ante los Diablos Rojos.