•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Su duelo con Neymar, el otro N.10 de pies mágicos, hace frotar las manos del planeta fútbol: Eden Hazard, capitán de Bélgica y jefe de su "generación dorada", tiene la ocasión para brillar en una gran cita, el viernes por los cuartos de final del Mundial-2018 en Kazán, frente a Brasil.

"Es una lástima que Eden no marcara", dice su socio de la medular Kevin De Bruyne, quien le ha dejado sin discusión la chapa de "estrella" del equipo pese a una temporada con éxito en el Manchester City.

 Lea: Tite confirma vuelta de Marcelo y augura ante Bélgica un "fútbol hermoso"

Contra Japón (victoria 3-2) en octavos, Hazard lo intentó mucho, pegó un tiro en el palo, dio una asistencia... pero sin el ingreso decisivo de Marouane Fellaini y Nacer Chadli, nada hubiera servido.

Eden Hazard, capitán de Bélgica. Foto: AFP/END

El belga de 27 años es un jugador brillante, como quedó claro cuando fue elegido mejor jugador de la Premier League inglesa en 2014, pero no ha logrado saltar al escalón superior, ese en el que están Cristiano Ronaldo, Lionel Messi o el propio Neymar.

El 'Diez' brasileño parece en condiciones de ganar el Balón de Oro una vez que "CR7" y "La Pulga" comiencen el tobogán descendente de sus carreras, pero Hazard, otro talentoso que nadie discute, parece lejos de meterse en esa charla, con un octavo puesto en 2015, su mejor clasificación en el premio al mejor jugador del planeta.

¿El motivo? Su incapacidad para sobresalir en las grandes citas, ya sea Champions --único trofeo que le falta con el Chelsea-- con 8 goles en 38 partidos, o en las derrotas de cuartos de final con Bélgica en el Mundial-2014 contra Argentina (1-0) o en la Eurocopa-2016 frente a Gales (3-1).

 De interés: Hugo Lloris y Fernando Muslera, los 'silenciosos' guardianes del gol

- 'Más fuerte que hace 4 años' -

"Soy mucho más fuerte que hace cuatro años en Brasil", afirmaba justo antes del partido ante Japón. "Era el primer torneo mayor para muchos de nosotros, y hay que tener experiencia para disputar los partidos de eliminación directa, entonces podía ser complicado. (...) Ahora tenemos el mismo nivel de madurez en todo el equipo, lo que hará la diferencia esta vez", explica.

"Es uno de los mejores jugadores del mundo", lo elogia su compañero brasileño del Chelsea, Willian, con el que ganó el campeonato de Inglaterra en dos oportunidades (2015 y 2017).

Eden Hazard, capitán de Bélgica. Foto: AFP/END

"En este momento estoy con otro equipo y quiero hacer todo para ganar. Sé que seguiremos siendo amigos después", comentó el brasileño, separando las aguas.

 Además: Brasil y Uruguay dan la cara por Sudamérica en el Mundial de las sorpresas

Autor de un doblete contra Túnez (5-2) y de dos asistencias en este Mundial, Hazard simboliza la potencia ofensiva de la "generación dorada" belga, junto con Romelu Lukaku y Dries Mertens, quienes arman el mejor ataque de Rusia-2018 con doce dianas en cuatro partidos.

Pero para quebrar a la formidable defensa brasileña (apenas un gol encajado), Hazard deberá mostrar más precisión en su último gesto.

"Tendremos que mejorar algunas cosas, pero ahora en cuartos de final contra Brasil, en un partido fantástico a jugar, tenemos que estar listos", resume Hazard.