•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El seleccionador francés Didier Deschamps destacó este viernes en Nizhni Nóvgorod el “merecido triunfo ante un buen equipo de Uruguay” de sus Bleus (2-0), en los cuartos de final del Mundial-2018, al tiempo que rebajó la euforia que rodea a su equipo, en la perspectiva de ganar un segundo título mundial.

“Tuvimos una primera fase complicada, pero hay otros grandes equipos que ya se la han pegado. Desde el partido contra Argentina (en octavos, victoria por 4-3), hemos aumentado de nivel y los jugadores han ganado mucha confianza”, destacó el técnico.

Preguntado por las posibilidades de llegar a la final y ganar un segundo título mundial, Deschamps declaró: “Tenemos potencial para llegar a semifinales, después ya veremos qué pasa”, sin pretender dar dos pasos en uno. En semifinales, Francia se medirá ante Bélgica, que este viernes superó a Brasil.

El técnico se mostró “orgulloso” por la victoria y la clasificación del equipo “pero no por mí, sino por el grupo, por mis jugadores, un sentimiento de felicidad para compartir con la familia, los amigos y con la afición francesa”. 

Deschamps calificó de “merecido” el triunfo ante “un buen equipo de Uruguay”, y destacó que sus jugadores controlaron mejor el ritmo del partido que contra Argentina en octavos de final (4-3) “pese a que el rival (de este viernes en Nizhni Nóvgorod) tenía más calidad”.

El seleccionador galo se felicitó porque su equipo pudo “marcar dos tantos a este equipo de Uruguay, que encaja muy pocos goles y menos a balón parado”, aunque admitió que “no todo lo hemos hecho bien, siempre se puede mejorar, pero ellos, salvo la parada de (Hugo) Lloris (en el primer tiempo) tampoco nos han creado ocasiones de gol”.

El técnico también destacó que pese a que en la segunda parte hubo algún conato de enfrentamiento entre jugadores, ninguno de los futbolistas franceses que estaba apercibido vio una tarjeta amarilla, con lo que “todo el mundo estará disponible para la semifinal”.

La revancha de Varane 

El autor del primer gol francés fue Raphael Varane, el central del Real Madrid que cometió el error que dio origen al gol de Alemania con el que Francia quedó eliminada en Brasil-2014 (1-0).

“Tiene cuatro años más, ha crecido, tiene más experiencia y madurez. El futbol también es esto, superar los momentos difíciles”, dijo.

El técnico también destacó la actuación del delantero Olivier Giroud, pese a no marcar.

“El equipo siempre le necesita porque nos da equilibrio y de su pelea con los centrales se aprovechan los jugadores que están alrededor de él para marcar”, dijo.