•  |
  •  |

Como les anticipé la semana anterior, hoy hablaremos sobre los soplos por enfermedades del corazón en los niños.


El viernes pasado abordamos los soplos inocentes, que son aquellos que no devienen de enfermedades del corazón. En cambio, hoy veremos que hay soplos orgánicos que se producen porque el corazón de nuestro hijo no está bien y es necesario que lo valore un especialista, porque su vida puede estar en riesgo.


El doctor Carlos Duarte, cardiólogo pediatra, dijo que los soplos orgánicos “indican siempre que hay una enfermedad cardiaca de por medio. Si bien esto no es satisfactorio para ningún padre, lo ideal es que tomen con calma la noticia y hagan las preguntas necesarias para estar bien informados del asunto”.


Respecto de estos soplos, el doctor dijo que la mayoría de las enfermedades del corazón se manifiestan con un soplo, pero hay que agregar que se debe conocer si el niño está morado (cianótico) o no, ya que esto indica que padece enfermedades muy graves en el corazón y cuando esta condición se manifiesta al nacer es necesario hacer una cirugía de urgencia.


No obstante, según Duarte, hay otros niños cianóticos que se dejan crecer para hacer una cirugía programada cuando el peso y la edad sean óptimas.


 “Por otro lado, hay un grupo de niños que tienen problemas cardiacos pero no se ponen cianóticos, porque sus enfermedades son más fáciles de tratar en general, y muchas pueden desaparecer solas  a través del tiempo y cuando se tratan desde que son pequeños pueden resolver espontáneamente de forma que tiene un comportamiento benigno, hay otras enfermedades sin cianosis que necesitan cirugía pero de menor complejidad que los cianóticos”, aclaró Duarte.


Asimismo, manifestó que estas enfermedades son las llamadas congénitas ya que ocurren al momento de la formación del corazón y en algunos casos se derivan de enfermedades en la madre, como diabetes, lupus y  Sida. Además, inciden mucho hábitos como fumar, consumir drogas ilegales y alcohol, porque también son causas de malformaciones cardiacas.


“Las infecciones como la rubeola pueden inducir malformaciones y  cuando la madre ha presentado una malformación el niño puede heredarla de ella. También tenemos enfermedades adquiridas producto de infecciones como la fiebre reumática, que valdrá la pena abordarla en un tema por separado, por lo grave y complicado de la misma, algunos virus pueden inflamar el corazón, a este grupo se les llama Cardiopatias adquiridas”, ilustró el especialista.


¿Qué deben hacer los padres de niños a los que se les ha diagnosticado una enfermedad en el corazón?
El doctor dijo que es fundamental que conversen con el médico para tener bien claro el asunto, porque habrá enfermedades que serán muy difíciles de tratar y esos niños tienen un riesgo elevado de muerte, fundamentalmente si  no se les practica una cirugía.


En cuanto a los cuidados con los niños que tienen problemas cardiacos, el doctor Duarte dijo que las recomendaciones son personales y dependen de el cuadro, eso sí, “si el problema del niño es leve, podrá llevar una vida normal, en caso contrario, habrá que tener cuidado con la ejercitación física del niño y algo muy importante es protegerlos de las enfermedades respiratorias, como gripe, neumonía, porque pueden resultar peligrosas”.


“Para las mujeres embarazadas, el consejo es que tienen que hacerse todos los controles prenatales, mantener bien vigilado el embarazo y ante cualquier infección visitar a su doctor, se debe fomentar la alimentación saludable y  evitar el consumo de drogas, además de no fumar. Según la Asociación Americana del Corazón una persona debe estar a más o menos 6 metros de otra persona que fuma, ya que los efectos son iguales o  peores que como si fuera la que está fumando. Cualquier complicación del embarazo debe ser tratada de la mejor manera posible”.

Recuerden enviar consultas o sugerencias de temas a lsevilla@elnuevodiario.com.ni
TOME NOTA:
Dr. Carlos Duarte Claro, Cardiólogo-Pediatra, atiende en Policlínica Palermo, DGI central 1 cuadra a lago. 22510241