•  |
  •  |

Hace unas semanas recibimos un correo de Carlos Nicaragua, él nos dice: “soy asiduo televidente de su programa Salud, Misión y Visión le agradecería que abordaran el tema sobre los quistes hepáticos, ya que tengo un quiste simple que mide 7.8 cm x 6.5 cm x 8 cm. ubicado en gran parte del lóbulo izquierdo con valores de atenuación de líquidos (4 UH),  según tomografía axial computarizada que se realizó el 3 de febrero de 2011”. Nos trasladamos hasta su casa en Villa Libertad, donde pudimos conocer más de su historia.

Carlos nos contó que es jubilado y los médicos solamente le indican cirugía. Pero a él le urge la segunda opinión de un hepatólogo, pero en Nicaragua no existe, lo más cercano a esta especialidad es un internista gastroenterólogo como el doctor Marvin  López, a quien consultamos en el programa de Tv Salud Misión y Visión, y que evaluará el caso de Carlos.

A este hombre de 69 años le interesa saber si una cirugía es beneficiosa en este caso o más bien perjudicial. Pues, según las valoraciones médicas que hasta ahora se ha hecho, tiene más de 20 años de tener alojado el quiste en su hígado.  

Nos explica el doctor López, internista gastroenterólogo, que Carlos no debe preocuparse, pues el quiste es asintomático, no presenta ninguna molestia y ha convivido con él durante muchos años.

Para empezar explica el doctor López, que en exámenes de imágenes de rutina del abdomen, ya sea una ecografía abdominal o un TAC (tomografía) de abdomen, se encuentra un quiste en el hígado. La gran mayoría de estos corresponden a quistes hepáticos simples.

“Quiste se refiere a cualquier lesión que está llena de contenido líquido”. Afirma el internista. Los quistes hepáticos simples son estructuras de pared imperceptible que no se comunican con la vía biliar. Su tamaño varía desde milímetros hasta lesiones gigantes. Son más frecuentes en mujeres, particularmente los quistes grandes y sintomáticos.


Síntomas
La mayoría de los quistes hepáticos simples no producen síntomas. Aunque cuando el quiste es grande (mayor de 4 cm), pueden haber síntomas inespecíficos como dolor abdominal, saciedad precoz o náuseas. Sin embargo, la evaluación de estos síntomas siempre debe ser cuidadosa, ya que estas molestias pueden ser originadas en otras causas como síndrome de intestino irritable, lumbago, colelitiasis u otros.  

 

Tratamiento
La gran mayoría de los quistes hepáticos simples no requieren tratamiento. Cuando es grande (mayor de 4 cm), habitualmente se recomienda un control de imágenes, para lo cual habitualmente es suficiente una ecografía. Si el quiste no aumenta de tamaño luego de 2 ó 3 años, no es necesario hacer más controles.

En aquellos casos en que el quiste es grande y sintomático, el tratamiento de elección es la cirugía. Si bien existen diversas opciones quirúrgicas, la más utilizada es mediante cirugía abierta o laparoscopía. El drenaje del quiste por punción no es una opción satisfactoria, ya que se reproduce de regla.

En el hígado explica el doctor López, se presentan dos variedades de quistes. Los más infrecuentes son los no parasitarios, o sea, los serosos o mucosos que mayoritariamente son congénitos y que pueden desarrollar hasta dimensiones considerables de 20 cm de diámetro cuando son únicos. Otras veces, los quistes no parasitarios pueden ser múltiples, dando lugar a la poliquistosis hepática, que frecuentemente cursa con quistes en otros órganos, como el riñón.

Los medios más efectivos para el diagnóstico son la ecografía, la TAC y la laparoscopía en la actualidad.  

 

OMS Alerta sobre aumento de Hepatitis C
Sin embargo, una enfermedad hepática en creciente aumento a nivel mundial es la Hepatitis C, la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertó que en  el mundo suben a 130 millones de personas, con un total de 350 mil personas con riesgo de morir por tal enfermedad.

La Hepatitis C es una enfermedad contagiosa del hígado que resulta de la infección con hepatitis C. Puede variar en severidad de una enfermedad leve que dura unas pocas semanas a una enfermedad grave, de toda la vida.
El Virus se transmite cuando la sangre de una persona infectada se introduce en el cuerpo de alguien sano.  

La hepatitis indica el doctor López,  es una inflamación del hígado, causada comúnmente por una infección viral. Hay cinco virus de la hepatitis principales, denominados tipos A, B, C, D y E.

 

TOME NOTA
Para consultas sobre enfermedades hepáticas puede consultar al Internista Gastroenterólogo Marvin López al cel. 8854 1303. Y no se pierda el programa de tv Salud Misión y Visión, mañana sábado de 2-3 de la tarde por Tn8, en el segmento de estética hablaremos sobre medicina oriental para las arrugas, y verán cómo se desarrolla la nueva etapa de Perdiendo y Ganando.

- Periodista Salud Misión y Visión