•  |
  •  |

Lic. Letzira Sevilla Bolaños, me parece interesante su columna en El Nuevo Diario sobre salud. ¿Podrías hablar sobre el tema de úlceras varicosas? Mi abuelita tiene 56 años de padecerla y todos los días siente un dolor inmenso, sé que el tratamiento es caro y en Nicaragua no hay muchos médicos especialistas en el tema. La han operado dos veces, mejoró durante unos meses y hasta una de las úlceras se le cerró, pero como el tratamiento es caro y la medicina también, no hemos podido continuar con su tratamiento y cada día que pasa se le hacen más grandes. Te adjunto algunas fotografías.
Saludos


Agradezco a esta lectora por poner en el tapete un tema de vital importancia debido a que todos estamos expuestos a padecerlo, sobre todo si no llevamos un estilo de vida saludable.

El doctor Ronald Cortés Ruiz, especialista en enfermedades circulatorias, explicó que poseemos tres tipos de venas: las superficiales, que es donde aparecen las várices, la interna, es la más importante porque lleva el 90% de la sangre en toda la pierna, y las venas perforantes, que conectan las superficiales con la interna. A través de estas venas, la sangre realiza su recorrido ascendente desde los pies hacia el corazón, de ahí que cuando estamos acostados se hace más fácil la circulación porque el torrente no tiene que esforzarse en subir sino que su recorrido es lineal.

“Dentro de las venas tenemos válvulas cuya función es evitar que la sangre que va hacia arriba se regrese, porque si eso sucede se recarga en la parte inferior de la pierna. Una válvula sana permanece cerrada pero cuando ya hay un trastorno se abre y se da lo que conocemos como insuficiencia venosa y la úlcera es la expresión final de este problema crónico”, acotó el especialista.

El problema inicia con una mancha en la parte baja e interna de la pierna, luego se va extendiendo, la piel se va poniendo dura y bastará un golpe para que se produzca la llaga.

Las principales causas que nos llevan a una insuficiencia venosa son permanecer mucho tiempo de pie o sentados, el sobrepeso, dosis elevadas de hormonas (sobre todo por la ingesta de anticonceptivos) y usar tacones de más de 4 centímetros.

“Los cuatro síntomas más importantes son dolor en la pantorrilla (como rendimiento y ligadura), calambres nocturnos, edema (hinchazón), ardor en la planta del pie. Así  que estos pueden ser indicadores de un problema venoso aunque nuestras piernas se vean saludables, sin asomos de várices, porque puede obedecer a problemas internos”, dijo el doctor Cortés.

“El hecho de que no me vea várices no indica que no tengamos problemas de venas. Lo mejor es caminar y hacer ejercicios, porque el músculo se contrae y hace que la sangre circule hacia arriba. Los calzones, pantalones, calcetines, fajas estilizadoras muy apretadas pueden provocar trastornos de circulación”, prosiguió.

Asimismo, dijo que para conocer el funcionamiento de las várices es requisito la realización de un Ultrasonido Doppler color venoso, con el que se valora si hay coágulos (trombosis) en las venas y si hay insuficiencia.

“Cuando hay trombosis venosa puede ser en las venas superficiales o en la interna, solo es medio peligrosa cuando se acerca en la vena interna pues en esta es más compleja, porque puede llevar el coágulo al corazón o al pulmón y causar una embolia”, justificó.

En cuanto a la “cura”, manifestó que cuando produce úlcera es difícil porque el coágulo es tratado con anticoagulantes que hacen que éste se pegue a la vena para que no siga creciendo y ésta reduce su calibre y pasará menos sangre por ella. El otro problema es que las válvulas quedarán abiertas.


Tratamientos  

* Escleroterapia (inyección de várices): no se puede realizar en todos los casos. No es recomendable para tratar la vena interna porque a más grosor de la vena hace menos efectos y puede provocar coágulos. Lo ideal es inyectar las pequeñas y las medianas.
* Cirugía: consiste en la extracción de la vena dañada. También se hace mediante láser aunque no está ciento por ciento aprobado.
* Injertos: una vez cerrada la úlcera
* Medias: no se usa cuando hay úlcera
* Parches


Amiga lectora, el doctor dijo que es difícil especificar en el caso de tu abuelita porque tendría que verla para evaluarla. Lo más importante que debes saber es que “contra la úlcera lo mejor son los vendajes elásticos, por encima de cualquier crema o pomada. Lo ideal es que se vende dejando libres los dedos e ir vendando con presión la parte baja e ir disminuyendo la intensidad conforme se sube. El vendaje se debe dejar debajo de la rodilla y hay que usarlo día y noche”.

Por otro lado, el doctor Cortés dijo que hay que curar la úlcera cuando está blanca o amarilla varias veces al día con agua hervida tibia o solución salina, remover durante cinco minutos para que quede bien limpia. Eso sí, cuando está rojita entre menos se lave más rápido se curará. Según el doctor si se puede lavar día de por medio mucho mejor, más aún si se coloca un parche.

Recuerden enviar dudas o sugerencias de temas a lsevilla@elnuevodiario.com.ni

TOME NOTA: El doctor Ronald Cortés Ruiz, especialista en enfermedades de la circulación, atiende en Centro Especialidades Médicas Montoya. Telf. 22545130.