•  |
  •  |

Antes de realizarse cualquier piercing en una zona tan delicada como la genital, “hay que asegurarse de que la persona a la que se acude para tal fin, esterilice el material y los aparatos”, comenta la española Corina Martínez Patterson, quien tiene una tienda de tatuajes y piercings desde hace veinte años.

Este consejo es de suma importancia ya que las infecciones que se suelen contraer son hepatitis B y C, VIH y enfermedades de transmisión sexual como herpes, gonorrea y sífilis.

Otro tema a tener en cuenta son los materiales que se utilizan. “Hay que evitar los aceros inoxidables que contienen níquel y el oro ya que pueden producir reacciones alérgicas entre otras consecuencias no deseadas”, aconseja Patterson. El niobio y el titanio son los más usados.

Consecuencias del piercing genital
El piercing en la zona del glande suele interrumpir el flujo urinario y se asocia a la parafimosis y priapismo.

* Disminución de la sensibilidad masculina.

* En ellas puede producir infecciones, cicatrices, reacciones alérgicas e interfiere con los métodos anticonceptivos.

No es recomendable su uso en:

* Mujeres embarazadas, menores de edad, personas que tengan verrugas, dermatitis, psoriasis o acné, aquellos con tendencia a formar cicatrices queloides, quienes estén bajo tratamiento antiocoagulante, individuos con cardiopatías o alteraciones sanguíneas.

Claves para lograr un piercing genital sin inconvenientes
Asegurarse de que el local donde se realizará la intervención cumple con las condiciones adecuadas de higiene, regulación, ventilación, limpieza diaria y botiquín de primeros auxilios, es de vital importancia que la persona que hará la piercing esté formada y preparada para la colocación y que esté vacunada contra la hepatitis B y tétanos para evitar contagios, los materiales usados deben ser descartables y la pistola debe estar esterilizada. El níquel es el material que más problemas conlleva. Hay que evitar su utilización, el profesional debe lavarse las manos antes de comenzar su tarea utilizando guantes.

Enplenitud.com