•  |
  •  |

Tener menos de 30 años y pocos recursos económicos no debe ser excusa para atender la salud. Basta que contemplemos y revisemos bien los factores de riesgo, auto exploremos las mamas para alertarnos a tiempo.

Una mujer diagnosticada temprano con cáncer de mama, tiene altas posibilidades de llevar una vida completa, sana, funcional y con calidad.

Cuando el diagnóstico ha sido desde muy joven, significa que volverá a sufrir cáncer en muy poco tiempo, por la debilidad de su sistema inmunológico, expresó el doctor Mario José Pinell, experto Gineco - Oncólogo y Radioterapeuta.

Sin embargo, es algo con lo que cada mujer puede batallar, advierte Pinell. Solo necesita buenas perspectivas, mucha energía y un buen tratamiento prescrito por un especialista. Así se sabrá si ameritan de una radio, quimioterapia o bien, un tratamiento de medicina nuclear, especificó el especialista.

Los tratamientos específicos de curación y control de la enfermedad son decididos por el médico, de acuerdo al grado de diseminación y localización del cáncer, apuntó el especialista, del Centro Nacional de Radioterapia Nora Astorga.

 

La radioterapia en pacientes con cáncer de mama
Las radioterapias o los tratamientos adyuvantes se les brindan a las pacientes que han recibido un tratamiento previo, cirugías y quimioterapias, ya sea para extenderle la perspectiva de vida o bien mantener bajo control la enfermedad, dijo el Gíneco-oncólogo.

“Estos tratamientos sirven para sellar las áreas donde estuvo el problema, con la garantía que las víctimas tengan entre cinco a 10 años sin cáncer, y disfruten una mejor oportunidad de vida”, añadió.

Los adyuvantes se hacen a base de radiaciones ionizadas o de rayos X, mismas que están en constante evolución, según los avances de la medicina oncológica, para una mejor precisión, calidad de los tratamientos, aseguró el doctor Pinell, quien comentó  que las radioterapias son sin duda una de las herramientas fundamentales dentro de los tratamientos de cáncer o tumores.

 

Los tipos de radioterapias
Existen dos tipos de radioterapias: las curativas y las paliativas, que dan respuesta a las pacientes con cáncer. Se hacen bajo las mismas radiaciones ionizadas pero con un fin de vida distinto en las mujeres, señaló.

 

Las curativas
Este tipo de tratamientos está enfocado en mujeres que han recibido cirugías, quimioterapias y radio terapias previas, con el fin que puedan vivir de cinco a diez años más, lo cual dependerá del tipo histológico de la enfermedad y grado nuclear.

El objetivo de estas consiste en sellar todas las áreas quirúrgicas y los ganglios donde generalmente se ve la recesividad del flagelo (donde regresa el cáncer), mismo que después de sellado hay que controlarlo cada seis meses o de acuerdo al protocolo del mismo, detalló.

 

La paliativa
Se aplica en pacientes que han sobrevivido 5 o 10 años y les regresa el cáncer de forma intensa ya sea en el hígado, cerebro o donde estuvo antes. La diferencia de este respecto al curativo es que se hace a nivel de encéfalo o nivel óseo, con dosis mucho más fuertes de lo común, sustentó el médico.

Esta radioterapia sirve para que la mujer tenga calidad de vida durante el tiempo que le reste, pues los cánceres cuando vuelven duelen mucho y se pretende que el dolor sea lo menos intenso posible y que su muerte sea digna.

El doctor Henry Manuel Rivera Jarquín, Anestesiólogo y Especialista en Dolor y Cuidados Paliativos de la Fundación Ortiz Gurdián, manifestó que los   tratamientos y cuidados paliativos, surgen a partir del incremento e incidencia del cáncer a nivel mundial.

¿Qué son los cuidados paliativos? estos no son más que los cuidos que debe tener todo paciente que vive una enfermedad progresiva e incurable, donde sus oportunidades de vida solo avanzan hacia el deterioro, manifestó Rivera.

Es importante resaltar que estos cuidados consisten en un cuido integral compuesto por médicos, psicólogos, psiquiatras, rehabilitadores, fisioterapeutas, radioterapeutas y trabajadoras sociales, dado que el paciente no solo es cuerpo, sino alma, espíritu y familia, porque al final el sufrimiento es global.

Una mujer con cáncer de mama en una tercera o cuarta etapa, sufre más dolor y se manifiesta como el síntoma principal. Es remitida a tratamientos y cuidados paliativos, para tratar de apaciguarles un poco ese sufrimiento, que va acompañado de una serie de síntomas, como vómitos, caquesias o extrema delgadez, estreñimiento, aclaró el especialista.

 

Ningún cuidado es extremo
Toda mujer desde la pubertad debe iniciar a revisarse las mamas, un papel que deben empezar a reforzar las madres, para poco a poco cultivarles este hábito saludable y puedan transmitirlo a otras mujeres durante su vida, con el fin que sean menos las muertes por este mal, subrayó, el especialista en cuidados paliativos.

Créditos:
Locación: Hotel Boutique Villa Maya, ubicado en las Colinas, segunda entrada Calle Los Laureles. Teléfono: 22762175

 

El cáncer
avanza por descuido
* Al no cumplir con los tratamientos a cabalidad.
* Cuando la paciente no tolera los tratamientos, los efectos secundarios suelen ser devastadores y muchas veces la lleva al abandono.
* Falta de estimulación al sistema inmunológico, que sirve de motor para batallar contra cualquier mal que nos invada.

 

Contacto
* Fundación Ortiz Guardián, FOG, de la estatua de Montoya una cuadra al lago, media abajo, mano izquierda. Teléfono: 22681744.
* Centro Nacional de Radioterapia, Nora Astorga, ubicado de los juzgados Nejapa 300 metros al sur. Teléfono: 22653213.
* Hospital Bertha Calderón.
* Centro de Mujeres con Cáncer, Asmucan. Teléfono: 22651920.

 

Créditos:
Modelo: Samantha Rizo
Corte de  chiffon del diseñador de moda  e imagen Vicente Castellón
Locación: Hotel Boutique Villa Maya, ubicado en Las Colinas, segunda entrada calle Los Laureles.
Foto: Carlos Olivas/ carlos.olizam@gmail.com