•  |
  •  |

El pasado 14 de octubre, Marcel Martínez de 30 años, quien redujo en siete meses más de cien libras, fue sometido a su primera cirugía para extirpar más de 25 libras de piel que colgaban de su abdomen.

Como explicó la cirujana plástica y Reconstructiva, Alexa Palma Meyer, Marcel es uno de esos millones de hombres en el mundo con problemas de obesidad, a los que cada vez más les preocupa lo que se hincha y se dilata como las paredes de un balón inflable, la barriga colgante.

Hoy el ideal estético masculino indica la especialista, se sitúa en el tipo Fitness: un hombre definido, sin grasa y con músculos bien desarrollados. Según varios estudios, lo que más desagrada del cuerpo de un varón es la forma de pera: hombros estrechos y cintura y trasero anchos. Lo que ocurre afirma la doctora Palma, es que no siempre es fácil luchar contra los malos hábitos y menos aún –por no decir imposible– doblegar la tendencia de nuestros propios genes.

Si a la genética le agregamos los estragos ocasionados por el sedentarismo y una alimentación inadecuada rica en alcohol, grasas saturadas, harinas y dulces, el problema de salud y de estética se vuelve aún más grande.

Pero ese problema afortunadamente tiene solución, dice la doctora Palma, es grasa que puede eliminarse en un quirófano, a través de una Abdominoplastia, una técnica de cirugía mayor –puede precisar de dos a cinco horas de intervención– con la que se retira el exceso de piel y acumulación adiposa, los músculos de la zona son apretados para lograr que la pared abdominal sea más firme. Como la cirujana estira la piel hacia el pubis, el ombligo debe ser reemplazado a su posición inicial. Los michelines laterales, sobre la cadera y la cintura, pueden reducirse mediante una liposucción.

Ha pasado casi un mes de la Abdominoplastia de Marcel, y quien también es participante del Concurso de TV Perdiendo y Ganando. Su colgajo de piel pesó más de 25 Libras, sin embargo, explica la Cirujana Alexa Palma “lo importante no es tanto el peso, que en muchos casos es subjetivo, sino el volumen de piel que fue removido y estéticamente lo bien que se sentirá Marcel con su nueva figura”, apuntó la especialista.

Marcel está en el periodo de Recuperación, luego de un reposo relativo de una a dos semanas en casa, con actividad liviana. La abdominoplastia es recomendada para pacientes que presentan “una buena salud física, tienen un peso estable, no son fumadores, se generan expectativas reales y viven con la sensación de tener un abdomen demasiado grande”.

La cirujana recalca que realizarse una abdominoplastia es una decisión absolutamente electiva y personal. Asimismo, aconseja a quien desee someterse a un procedimiento de este tipo, elija un especialista de confianza, para no poner en riesgo su vida. “Un buen indicador es que el médico tenga alguna certificación”, concluye Palma.

El cambio de Marcel es drástico, en más de siete meses de pérdida de peso y más después de su primera cirugía, este hombre solo puede resumirlo en una frase: “increíble y asombroso”, dijo con voz quebradiza Marcel, a quien hace varios meses conocimos con más de 350 libras encima.

TOME NOTA

Una Abdominoplastia, aunque es un procedimiento más agresivo e invasivo que una liposucción, tiene la ventaja de que es más efectivo para aplanar y dar una consistencia más dura al abdomen. La curación es un proceso lento y gradual. Puede tomar semanas o meses alcanzar una recuperación completa.

Conozca el nuevo look de Marcel después de su primera cirugía, este sábado de 2-3 de la tarde por TN8.

Para más información puede consultar con la Cirujana Plástica y Reconstructiva Alexa Palma Meyer al 8418 4222
www.saludmisionyvision.com