•  |
  •  |

La anemia tiene síntomas que se asemejan a otras enfermedades, y el paciente no se da cuenta que la gravedad de la misma puede provocar hasta la muerte. Su efecto está en la sangre, cuando por diferentes razones no produce suficientes glóbulos rojos y la hemoglobina baja.

El paciente tiene  mucho cansancio aun estando en reposo, apatía a cualquier situación y mucho sueño. A los adultos ni el sexo les interesa y suelen sentir arritmias o presión baja, que les alarma. Acompañan también mareos, mal humor y lo más sobresaliente a la vista es palidez.

Tipos de anemia
Popularmente se habla que la anemia llega al no comer bien, cuando no se consumen muchas proteínas, o tras haber sufrido hemorragias. Pero modernamente se establecen diferentes tipos de anemia  que  tienen que ver con el tamaño de los glóbulos rojos, lo cuales se estudian microscópicamente a través de un examen específico de la sangre.

La anemia denominada ferropenia,  es la que se da cuando falta hierro en la sangre, y suele ser la más común. La anemia hemolítica es la que por la constitución de los glóbulos rojos produce hemorragias y en la hematológica que hay de dos tipos, pero la más común es la que se da por falta de ácido fólico y la vitamina B12, afectando más a los alcohólicos y algunas otras enfermedades relacionadas con leucemia o tumores.

La sangre está compuesta por glóbulos rojos, blancos, plaquetas y plasma, que es donde “nadan” estas células. Las funciones principales de estos elementos son oxigenar al organismo y nutrirlo; defenderlo de los desórdenes o enfermedades y coagular la sangre en sus vasos si estos se rompen.

Toda esta acción se da dentro de ella misma, en la médula espinal y en el interior óseo. Cuando se desordena el número de estos elementos se producen varias reacciones  entre ellos la anemia. Hay un tipo de anemia llamada perniciosa que es cuando no se absorbe la Vitamina B12, esta es del tipo 3 y sus efectos se ven a largo plazo cuando ya se puede hacer poco. Es por ello que es necesario visitar a su médico o naturista para prever este tipo de complicaciones tratables pero de difícil control.

Los vegetarianos
Los vegetarianos, que por hábitos de alimentación o desinformación nutricional son víctimas  de estas enfermedades, dado que no hacen un balance adecuado en la ingesta de los productos que tienen proteína o hierro, entre ellos la Vitamina B12. Sin embargo, existen suplementos alimentarios que pueden paliar esta deficiencia, aunque los puntos de vista entre los expertos son controversiales.  

Cómo prevenirla
Para no padecer de anemia debemos comer diariamente y en cada tiempo frutas, verduras y ensaladas, al mismo tiempo porciones de proteínas. Los fijadores del hierro en el cuerpo son la vitamina C y el ácido fólico. La leche y los lácteos no ayudan a fijar el hierro. El carao es famoso pero no hace milagros, debe usar todo en su conjunto. Los frijoles, la soya, el maní, el aguacate son excelentes; los huevos, el pescado, el pollo y otras carnes son buenas fuentes de hierro, pero tienen ácido úrico y colesterol. Son mejores las fuentes vegetales, entre ellas la espinaca, el repollo, el brócoli, el apio. Entre los cereales: arroz, avena, cebada. Las legumbres; frijoles, soya, ajonjolí y el maní.

TOME NOTA
Francisco Picado Valle, atiende sus enfermedades con medicina natural, acupuntura, masajes, regulación de peso, orientación personal y balance de energías. Infórmese sobre los Cursos de Medicina Natural y Acupuntura Avanzado que inician en enero. Clínica de Terapias Naturales y Spa, antiguo cine Rex 75 varas al lago y en Km. 20.2 carretera a Masaya. Teléfonos: 2251-4456, 8861-7881, E-Mail: terapiasnaturales.fp@gmail.com.