•  |
  •  |

El tema de hoy lo escribí debido a que una compañera de trabajo pasó tremendo susto cuando vio que en cuestión de escasos dos días uno de los dedos de su niña de ocho años cambió su estado normal.

Según comentó, la niña le manifestó que su hermanita le había prensado el dedo. Al día siguiente se le puso rojo y al tercer día llegó a tornarse morado, por lo que ella se inquietó.

Por si fuera poco, en busca de aliviar la situación colocaron el dedito de la niña en agua tibia y este se brotó como en un absceso.

El caso se lo presentamos a la doctora Raquel Rodríguez, especialista en Dermatología, quien dijo que se trata de un caso de granuloma piógeno o telangiectásico.

“Un granuloma es un tumor benigno de piel caracterizado por proliferación vascular. Se dice que es una enfermedad adquirida porque se percibe cuando ya se es adulto. Desde el punto de vista  superficial está formado por un tejido de granulación de color rojo violaceo que sangra con facilidad”, aseveró la doctora Rodríguez.

Asimismo, la especialista acotó que se dice que hay una influencia bacteriana, generalmente producida por estafilococo; sin embargo, enfatizó en que para llegar al granuloma es condición ineludible el que tiene que haber un antecedente de  traumatismo, entre los más frecuentes están machucones y mordiscos.

En cuanto al lugar de aparición, la dermatóloga dijo que “se pueden dar en cualquier lugar de la piel, no obstante, con mayor frecuencia los encontramos en áreas que fácilmente se traumatizan, como los dedos de las manos y de los pies, el área periunguial (alrededor de la uña), también pueden aparecer en la cara, en los labios y en la lengua, que son zonas que fácilmente nos mordemos”.

La doctora Rodríguez comentó que el tamaño de las lesiones puede variar desde 0.5 mm hasta 1 cm, asimismo, dijo que estas lesiones generalmente son color carne y están cubiertas por costritas melicerico-sanguíneas.

“El periodo de evolución puede ser crónica si no se trata y es asintomático, no hay más que el sangrado, no dan fiebre pero crecen rápidamente”, afirmó.

Además destacó que para la aparición de granuloma no importa edad ni sexo, aunque hay predominio en escolares y adultos jóvenes.

Aunque por su apariencia el granuloma nos puede impactar, la doctora Rodríguez destacó que el tratamiento es sencillo. “Se realiza electrocirugía o electrofulguración más curetaje, eso sí, generalmente se prescriben antibióticos sistémicos y tópicos varios días antes y luego se practica el procedimiento”, recalcó.

En cuanto a secuelas, aclaró que puede quedar una pequeña cicatriz y que no hay riesgo de amputación. Finalmente, nos explicó que se puede confundir con emagiomas o neoformaciones vasculares, con cáncer espino celulares o melanomas amelánicos, que es un cáncer agresivo, y con sarcoma de kaposi con VIH.

Algo que debemos tener claro es que si el procedimiento no se hace correctamente puede volver a aparecer asociado a lesiones satélites.

Recuerden que pueden enviar dudas o sugerencias de temas a lsevilla@elnuevodiario.com.ni
La doctora Raquel Rodríguez Lacayo, Dermatóloga, atiende en la Clínica “Piedra Bocona”, Granada. Teléfono: 2552-5989.