• |
  • |

Fácil y placentero

A la sillita la reina que nunca se peina... la, la, la..., esta es una de las posturas kamasutra con las que más contacto visual tendrás, por lo tanto más intimidad. Dile que se siente en una silla y móntate encima de él, rodeándole con tus piernas. Apóyate en el suelo o en los refuerzos de la silla para poder subir y bajar con facilidad. Podrás estimular muy bien el clítoris ya que su vientre y sus genitales estarán en contacto todo el tiempo. Tu pareja podrá acariciarte, abrazarte y besarte con frecuencia, ¡cómo una reina!

Cosmohispano.com