•  |
  •  |

Médico Oriental (*)

La falta de estabilidad que produce el vértigo afecta más de lo que se cree a las personas, sobre todo a las mujeres. El paciente siente que las cosas giran a su alrededor o es él quien se mueve. Puede ser central o periférico.

El vértigo es la sensación de que el cuerpo o lo que lo rodea se están moviendo (generalmente girando). El vértigo puede ser un síntoma de muchas enfermedades y trastornos diferentes.

La génesis del vértigo no es unitaria, en muchos ámbitos faltan todavía explicaciones patofisiológicas reconocidas universalmente y fundamentadas científicamente. Se han discutido sus posibles causas: lesiones del oído medio e interno, lesiones mecánicas, causas genéticas, procesos metabólicos patológicos, lesiones tóxicas, causas cerebrales que tienen su origen en las cervicales y/o las articulaciones maxilares, trastornos somatoformes y causas medicamentosas. Las causas más comunes del vértigo son las enfermedades que afectan al oído interno, como:

Vértigo posicional paroxístico benigno: esta condición se presenta cuando un cambio en la posición de la cabeza provoca una sensación repentina de estar girando como un torbellino. La causa más frecuente es la ruptura de pequeños cristales que se rompen y se desparraman por los canales del oído interno y tocan las sensibles terminaciones nerviosas que están allí adentro.

Laberintitis aguda (también llamada neuritis vestibular): esta es la inflamación del aparato del equilibrio del oído interno, probablemente causada por una infección viral.

Enfermedad de Ménière: esto provoca episodios repetidos de mareos, por lo general con zumbido en los oídos y pérdida progresiva de la audición de baja frecuencia. La causa de esta enfermedad es un cambio en el volumen del líquido de adentro del oído interno. Aunque no se conoce la razón de este cambio, los científicos sospechan que puede deberse a un ruido fuerte, a una infección por virus o a factores biológicos dentro del oído mismo.

Cómo lo ve la Medicina Occidental

Las personas con vértigo pueden tener la sensación repentina de que todo les da vueltas, misma que puede ir acompañada de mareo, aturdimiento, pérdida del equilibrio y, con menor frecuencia, sudoración, fatiga, náuseas y vómito.

Según la medicina occidental, el vértigo no es una enfermedad en sí misma sino un síndrome multisensorial de etiología y patogenia variables. Se puede diferenciar entre el vértigo fisiológico verdadero (como la enfermedad por movimiento o el vértigo de altura) y el vértigo patológico por lesión (como la disfunción de laberinto o la lesión del núcleo del nervio vestibular). En los casos de enfermedad por movimiento o vértigo postural, los tratamientos de la medicina moderna consisten en fisioterapia, mientras que para el vértigo de altura se dispone de tratamientos farmacológicos y psicoterapia.

Punto de vista de la Medicina Oriental

Según la Medicina Tradicional China, hay varios síndromes que provocan los vértigos. El vértigo puede ser ocasionado por una mala función del hígado. Sus síntomas son: vértigo, tinnitus, dolor de cabeza, impaciencia, irritabilidad, mucho sueño, insomnio, boca amarga, cara rojiza. No es necesario que estén manifiestos todos los síntomas. Otro de los síndromes es por la obstrucción.

Hay sensación de cabeza pesada y tapada. Otros síntomas que acompañan este síndrome son: opresión torácica, náuseas y vómitos, insomnio y capa de la lengua blanca y viscosa.

Síndrome de “Deficiencia de Energía y Sangre”. Sus síntomas son cara, labios y uñas pálidos, lengua pálida, respiración corta, pereza para hablar, fatiga, anorexia, palpitaciones e insomnio.

Acupuntura vs vértigo

Durante miles de años, los chinos han dependido de acupuntura para tratar naturalmente una enorme variedad de quejas de salud.

En algunos casos la acupuntura se puede emplear como complemento de utilidad. La práctica clínica ha demostrado que el vértigo fisiológico verdadero responde a la acupuntura relativamente bien. En el caso del vértigo por lesión, como por ejemplo tras una conmoción, así como en casos de enfermedad de Menière, se consideran también efectiva.

Recuerde que a veces confundimos vértigo con mareos. El mareo suele estar provocado, en la mayoría de casos, por un malestar digestivo, el embarazo y, a menudo, por falta de hierro, por estar demasiadas horas sin comer (hipoglucemias) o cuando tenemos la presión baja.

(*)Tanyari Medicina Oriental para tu Salud. www.tanyari.jimdo.com

facebook.com/Tanyari.Medicina.Oriental

tanyari.acupuntura@gmail.com

2267-1903 / 8624-2847

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus