• |
  • |

Si se ha chequeado el perfil de lípidos y este reporta niveles de triglicéridos por encima de 150 mg/dl, debe hacer algo.

Las grasas de los alimentos se absorben en el intestino y llegan a la sangre convirtiéndose en triglicéridos. Estos proporcionan energía o se almacenan como grasa.

El hígado produce triglicéridos utilizando como materia prima algunos azúcares y el alcohol. Los niveles elevados de triglicéridos en la sangre, producen pancreatitis, diabetes (dañan las células que producen insulina) e incrementan el riesgo de infarto cardiaco.

¿Qué debemos hacer?

Disminuir peso: Alcanzar un peso ideal disminuye los niveles de triglicéridos.

Menos azúcares y buscar los de mejor calidad: Evitar el azúcar así sea la morena, usar edulcorante artificial o alimentos simples, evitar gaseosas y jugos puros de frutas. Es mejor consumir la fruta al natural, o frescos de frutas muy diluidos “aguas con sabor a fruta”.

Prescinda de postres y reposterías; preferir carbohidratos integrales como pan integral, tortilla de maíz y no de harina de maíz; frijol, garbanzo, lenteja, arroz integral, pasta integral, cereales altos en fibra, avena, papa comida con la cáscara, galletas y barras de granola integrales, todos estos aportan mayor cantidad de fibra.

Limitar el consumo de arroz blanco, productos de harina de trigo blanco como galletas, pan, tortillas de harina, pasta o tallarines no integrales, plátano, yuca, quequisque, maduro ya que incrementan más los triglicéridos.

Incrementar la fibra: Consuma frutas con cáscara como el mango, jocote, manzana, pera, guayaba, papaya, piña. Moderar el consumo de las que son muy dulces como el banano, uvas, níspero, zapote y nancite (por ser muy dulces su exceso genera triglicéridos).

Pueden usarse como meriendas o como postres. Incrementar la cantidad de ensaladas y vegetales con el almuerzo y la cena, aderezándolas con limón, sal o con vinagreta hecha en casa, usar aderezos tipo vinagreta y no cremosos.

Disminuir la grasa saturada: Se encuentra presente en las grasas animales. Prefiera lácteos desgrasados, controlar el consumo de queso, evitar mantequilla y cremas, usar margarinas y yogurt natural bajo en grasa. Consumir abundante pollo sin pellejo y pescado, carne solo 1 a 2 veces por semana, evitar las vísceras.

Usar aceite de canola, maíz y girasol, evitar aceites de palma y coco, usar aderezos a base de aceite de oliva y vinagretas bajas en grasa, usar solo mayonesa baja en grasa o de aceite de oliva.

Evitar el consumo de alcohol: El alcohol presente en los licores es materia prima para que el hígado produzca triglicéridos. ingerir de 3 a 5 onzas de licor (ron, whisky, vodka), o de 3 a 5 cervezas por semana.

Incrementar la actividad física

Todas estas sugerencias ayudarán a que esté más sano. Por su salud, ¡anímese al cambio!!!!!!!.

Paula Andrea Arce de Chamorro

Médica diabetóloga

www.vidasananicaragua.com

info@vidasananicaragua.com