•  |
  •  |

(Parte 1)


Este próximo 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de Lucha Contra la Diabetes. Todas las personas que padecen esta enfermedad deben mantener sus niveles de glucosa en rangos normales, como si no tuvieran dicho padecimiento. También se deben alcanzar niveles óptimos de glicohemoglobina (promedio de niveles de glucosa en los últimos tres meses), triglicéridos, colesterol, presión arterial, peso, perímetro abdominal y microalbuminuria (predictor de afección renal temprana).

Mantener todas estas variables en los niveles adecuados asegura que las complicaciones tardarán o no aparecerán, y esto permitirá tener una buena calidad de vida.

¿Cómo alcanzar todas estas metas?

AUTOCONTROL: Vigile con regularidad los niveles de glucosa en ayuna, pero también dos horas después, luego de las comidas principales y antes de acostarse. Use un glucómetro para hacer estas mediciones. Los niveles que debe alcanzar serán fijados por su médico tratante.

ACTIVIDAD FÍSICA: Trate de hacer más actividad, estimule a que sus músculos consuman parte de los azúcares que ingiere.

REGULARIDAD Y CONSTANCIA CON LAS MEDICINAS: Siga las indicaciones de su médico en cuanto al consumo de medicamentos.

ALIMÉNTESE ADECUADAMENTE: Este es un gran reto, contrario a la creencia de muchos, no hay que dejar de comer. Debe conocer sobre los alimentos y comenzar a escogerlos y combinarlos adecuadamente.

Para tomar buenas decisiones tenga en cuenta:

CARBOHIDRATOS: Este grupo tiene mucha influencia en los niveles de glucosa, conocer su naturaleza, procesamiento y efecto a nivel del organismo es importante para optimizar el tratamiento y obtener mejores resultados en el control de los niveles de glucosa. Es muy importante, escoger los azúcares o carbohidratos de absorción lenta, pues se procesan más fácil.

Las personas con diabetes deben evitar el uso de azúcar de mesa o sacarosa, así sea morena, también mieles, siropes o dulce de rapadura. Son mejores las opciones simples o endulzadas artificialmente. El uso de edulcorante artificial debe ser moderado.

Las frutas deben consumirse al natural pues así elevan menos los niveles de azúcar en sangre. Evitar los jugos y frescos de frutas, aunque sean endulzados con edulcorante artificial. Consuma pocas cantidades o evite frutas como el banano, níspero, zapote, uvas y nancites por ser muy dulces.

Las harinas o carbohidratos salados, que se convierten en azúcar a nivel intestinal deben de consumirse en forma moderada , preferir los que tienen fibra como frijoles, lentejas, garbanzos, arroz (ojalá integral), papa con cáscara, tortilla de maíz (no de harina de maíz), cereales, panes y pastas con más de 5 gramos de fibra por porción.

Controlar el consumo de harinas bajas en fibra (100% almidón) como arroz blanco, papa sin cáscara, plátano, maduro, yuca y quequisque, todos estos deben consumirse ocasionalmente, controlando la cantidad y combinándolos con alguna proteína (pollo, carne, pescado o huevos) y abundante cantidad de fibra o ensaladas.

¡¡¡Recuerde que controlar la diabetes es proteger su futuro!!!!!

 

Paula Andrea Arce de Chamorro

Médica diabetóloga

www.vidasananicaragua.com

info@vidasananicaragua.com