•  |
  •  |

La edad ya no es determinante para que una pareja opte por tener un hijo con sus mismos genes. Con el avance de la ciencia las parejas puedan ser candidatas a la inseminación artificial, ya sea de un hijo o dos, según se logre la gestación.

“Quienes se imponen o establecen ‘reglas’ de cuando una mujer o un hombre puede ser padre es la sociedad, por razones culturales, o bien, por la ignorancia ante los avances que la medicina ha tenido en los últimos 10 años, un ejemplo claro es la hazaña de la mujer de 67 años que recién dio a luz a gemelos, después de pasar toda una vida luchando por ser madre”, manifestó el doctor Alejandro Pérez Fabbri, ginecólogo y obstetra.

Según el doctor, “la Inseminación Artificial, IA, es un proceso relativamente sencillo, dentro de la reproducción asistida”. La preparación de tal procedimiento científico- médico, se logra con el uso de medicamentos que permiten controlar la ovulación y determinar el día fértil para incrementar el éxito de la inseminación, detalló.

No es que las personas deciden tener un hijo mañana y listo, dijo el ginecólogo. “Cada una de las parejas para aplicar a esta técnica deben someterse a un tratamiento hormonal que estimule la ovulación, de lo contrario podría no tener éxito el proceso de inseminación”, argumentó.

Sin embargo, el especialista destacó que las tasas de éxito para la inseminación artificial humana varían según el tipo de problema de fertilidad que se trata y la edad de la paciente.

Beneficios de la inseminación artificial

Ser madres después de la tercera década es uno de los grandes beneficios que aporta este nuevo sistema artificial, como también favorece a las mujeres de edad fértil que por años han intentado dar a luz y por alguna barrera en particular no han podido, dijo el gineco-obstetra.

Esta técnica crea un camino al embarazo seguro para las parejas que enfrentan la infertilidad del hombre o la infertilidad de la mujer, sostuvo el galeno. “El análisis de los espermatozoides antes de iniciar el proceso reduce la posibilidad de transmitir un trastorno genético al bebé”, enfatizó.

¿Qué es la capacitación espermática?

La capacitación espermática se basa en una serie de técnicas de lavado con soluciones especiales de diferentes densidades que eliminan los eyaculados restos celulares, bacterias, leucocitos, espermatozoides muertos y lentos, secreciones seminales, argumentó.

“Este procesos es el encargado de seleccionar los espermatozoides, indicados para dar lugar a la inseminación artificial de forma segura”, explicó el experto. Además, indicó que “con este método se escoge y concentra la población de espermatozoides más fértiles en un volumen aproximado de 0.5 centímetros cúbicos, al cual se le agrega un aditivo proteico que incrementa la velocidad de los espermatozoides hasta un 300%”.

La técnica

Hay proceso de lavado y centrifugación al cual se le denomina también como swim-up”

El semen lavado, purificado y vitaminado se introduce al útero aumentando con ello las posibilidades de fecundación de un 1% a un 35% por intento

 

Algunas de las barreras que permiten el proceso de la inseminación en la mujer, según el experto son:

Problemas a nivel del cuello del útero como alteración en el moco cervical.

Presencia de anticuerpos que matan el semen del cónyuge.

Estrechez del cuello.

Tratamiento con láser o criocirugía

Ovarios poliquísticos, entre otros.

En ellos

Alteraciones en el semen como disminución del número de espermatozoides a menos de 8 millones.

Disminución en el volumen del eyaculado.

Aumento excesivo en el número de espermatozoides.

Malformaciones anatómicas de su aparato reproductor o alteraciones funcionales de la eyaculación, incluyendo disfunción eréctil o eyaculación precoz.

 

Créditos

Dr. Alejandro Pérez Fabbri

Ginecólogo Obstetra

Clínica Nutrymes

Email: medicoenconsulta@yahoo.com