•  |
  •  |

Médico Oriental (*)

 

Hoy les voy a comentar cómo librarse del doloroso ardor de estómago ocasionado por las úlceras pépticas.

Estas aparecen en el estómago o en la parte más alta del intestino delgado (duodeno). El síntoma predominante es un dolor ardiente en cualquier parte, entre el ombligo y el esternón.

El dolor podría durar desde unos minutos a varias horas, y generalmente empeora cuando el estómago está vacío, además de que probablemente recrudezca por la noche.

Los síntomas a menudo mejoran con comida o medicamentos para reducir el ácido estomacal.

Una úlcera péptica es una llaga (herida) o un orificio que se forma en el revestimiento (forro) del estómago o el intestino. La palabra péptico es un término general relacionado con el tracto digestivo.

Cuando se presenta en el revestimiento del estómago se denomina úlcera gástrica. La úlcera en la primera parte del intestino delgado (duodeno) se llama úlcera duodenal.

Dolores a veces insoportables

Las úlceras pépticas son muy frecuentes. En algún momento de su vida puede llegar a desarrollarla. Pueden formarse en cualquier persona y a cualquier edad, pero son más frecuentes cuando el ser humano envejece.

Si bien las úlceras eran más frecuentes en los hombres, los estudios recientes muestran que actualmente el índice de frecuencia es igual en las mujeres.

Los dolores pueden llegar a ser tan intensos que logran doblarnos en algunas ocasiones. Las úlceras se desarrollan cuando la capa protectora del intestino o del estómago está resquebrajada.

Cuando esto sucede, los jugos digestivos pueden dañar el tejido del intestino o del estómago. Estos jugos concentrados, que contienen ácido clorhídrico y una enzima llamada pepsina, también pueden lesionar el esófago.

Se cree que la bacteria Helicobacter pylori causa entre el 70 y el 90% de todas las úlceras pépticas. Este tipo de bacteria causa inflamación en el revestimiento del estómago y probablemente el revestimiento se vuelva vulnerable. Sin embargo, la infección no es un factor determinante, ya que sólo un 20% de las personas infectadas con el H. Pylori desarrolla úlceras.

Pueden poner en riesgo la vida

La segunda causa más frecuente de úlceras es el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES) como la aspirina y el ibuprofeno. En contadas ocasiones, tumores pueden ser otra causa.

La mayoría de las personas que tienen úlceras se quejan de una sensación de ardor o dolor persistente en la parte superior del abdomen.

Esto ocurre típicamente cuando el estómago está vacío, y puede empeorar por las noches o al despertarse. Sin embargo, el dolor de algunas personas puede empeorar al comer.

Otros síntomas incluyen náusea, vómito, pérdida del apetito, distensión (hinchazón), eructos y pérdida de peso. En general, los síntomas empeoran a medida que la úlcera crece o si se desarrolla más de una. Algunas personas con enfermedad ligera no tienen ningún síntoma.

En los casos más severos, es probable que las úlceras sangren o se extiendan profundamente en la pared del estómago o el intestino. El sangrado de las úlceras grandes puede poner en riesgo la vida.

Puede aparecer sangre en el vómito, con una apariencia roja, negra o parecida a los granos de café. La sangre también puede aparecer en la materia fecal (las heces), con un tono alquitranado (negro) o granate.

Si la úlcera destruye completamente la pared del estómago o del intestino, podría desarrollar peritonitis, una enfermedad abdominal muy seria.

Acupuntura es eficaz

Según la Medicina Tradicional China, la úlcera gástrica o péptica se debe a un bloqueo de las energías del cuerpo que afectan al estómago e impiden trabajar adecuadamente en el proceso de la digestión y secreciones de sustancias como el ácido y las enzimas.

La debilidad del estómago puede ser constitucional. Por otro lado, las enfermedades gástricas crónicas y recurrentes, o la ingesta excesiva de medicamentos tienden a perjudicar la energía del estómago causando su debilidad. Si el estómago está débil es más propenso a sufrir infecciones, por ejemplo de la Helicobacter pylori.

Los tratamientos de acupuntura se encargan de estimular diferentes puntos para reparar las perforaciones y úlceras gástricas; modificar la motilidad estomacal, y la función del píloro; normalizan, estabilizan y regularizan la secreción gástrica, aumentan las enzimas gástricas.

La acupuntura normaliza la motilidad y la secreción estomacal, aliviando las molestias gástricas y atacando su causa.

 

(*)Tanyari Medicina Oriental.

Centro Comercial Managua Mod. C58-59

www.tanyari.jimdo.com

info@tanyari.com

2267-1903 / 8624-2847