•  |
  •  |

El único responsable de poner el sexo al nuevo bebé de una pareja es el hombre y no como erradamente por siglo se le ha señalado a la mujer de ser la culpable de no darle hijos varones a sus esposos.

Durante décadas se ha venido manejando el mismo discurso de culpabilidad para la mujer, comportamiento machista en la mayoría de los casos, sujeto a una conveniencia familiar o cultural, en el peor de los casos, dijo el doctor Alejandro Pérez Fabbri, ginecólogo, obstetra y experto en fertilidad humana.

Aunque a estas alturas del siglo moderno existan hombres que se nieguen a asumir su responsabilidad paterna en el sexo de su hijo, ya no tienen tanta fuerza, pues se ha comprobado científicamente que el hombre es el que engendra a la niña o al niño específicamente en el vientre de la madre, resaltó el doctor.

“El hombre con ausencia del gen Sox9 dará vida solo a niñas, en caso de contener en su esperma este gen, más el factor inhibido de los conductos de Müller, inducirá de forma fija la formación de testículos desde las doce semanas de vida fetal”, argumentó Fabbri.

“La determinación del sexo indiscutiblemente es de la genética humana y no así de lo que impone la sociedad”, enfatizó el ginecobstetra. Si bien es cierto el hombre es el que engendra, paradójicamente en el mundo hay más mujeres que varones, debido a que el gen Sox9 es escaso en la población masculina.

Según el experto “aunque el hombre cambie de esposa cien veces y no posea el gen Sox9 de forma dominante en el esperma solo niñas procreará, así culpe a su pareja”. La mujer por llevar el cromosoma XX no incide en el sexo del bebé, solo en el cuido de este, de manera integral desde el vientre por nueve meses de gestación.

La herencia del cromosoma XY

El experto subraya que la mujer como portadora del cromosoma XX, no interfiere en si el bebé será niño o niña, tampoco en las herencias de trastornos al bebé, como rasgos específicos ligado al gen recesivo o dominante del hombre o cromosoma XY.

“El hombre es quien determina el sexo a través del gen Sox9, como también puede transmitirle a sus hijos genes de trastornos como el daltonismo, la hemofilia y la enfermedad de Fabry”, señaló el galeno.

E daltonismo se basa en la incapacidad de distinguir los colores en el hombre, al punto de invertirlos “el rojo lo ven verde y el verde rojo”, este trastorno suele manifestarse en hombres, por lo general.

La hemofilia es un trastorno en la sangre, que evita la coagulación en las heridas.

La enfermedad de Fabry afecta a uno de cada 40 mil varones y es causada por la acumulación de grasa en los riñones, cerebro y ojo.

Los bebés y la ciencia

Con el transcurrir del tiempo, la curiosidad del hombre y la disposición de la ciencia, hoy día las parejas en especial el hombre puede seleccionar el sexo de su bebé de manera acertada, con la estimulación de semen mediante hormonas.

De un millón de espermas que salen a flote se selecciona uno para su debido estudio y para la fecundación por inseminación artificial en la mayoría de los casos. Pero para la selección del sexo se evalúan dos métodos infalibles tales como:

Selección convencional que da una probabilidad de éxito en el sexo femenino de 85% y del sexo masculino del 80%.

Microsort con porcentaje de seguridad mayor del 90%. Se identifica el cromosoma sexual del embrión a los tres días de fecundado y se transfieren al útero para su crecimiento y desarrollo.

Ambos procedimientos requieren estudios espermáticos y cultivos de semen para evitar infecciones en el bebé.

Créditos:  Dr. Alejandro Pérez Fabbri. Ginecólogo y Obstetra /  Clínica Nutrymes Altamira, de la Vicky 6 cuadras al lago. Teléfono 22772067 Email: medicoenconsulta@yahoo.com
Movistar 89999909  /
Claro 86261994