•  |
  •  |

Médico Oriental (*)

 

Todos adoramos los masajes, e incluso los más atrevidos somos capaces de pedirle al familiar o amigo más cercano que nos conceda al menos 5 minutos de masajes para relajarnos y ablandar las contracturas de nuestros hombros y cuello.

El problema es que no siempre tenemos a alguien cerca y, mucho menos, con la disposición de proporcionarnos unos minutos de masajes con sus manos. Es la gran paradoja de los masajes: es un deleite recibirlos, pero muy cansador otorgarlos. Por eso, fantaseamos muchas veces con la posibilidad de concurrir a un spa o clínica corporal para relajarnos sobre una tabla y recibir, de manos de un profesional, una buena y completa sesión de masajes.

Es salud natural

El tacto es una de las formas de comunicación humana más completas. No es necesario hablar, abrir los ojos o afinar los oídos para sentir y escuchar lo que nos transmite el contacto a través de las manos. Desde tiempos ancestrales, el ser humano ha descubierto en las diferentes formas de masaje, sistemas amables para comunicar y cuidar de sí mismo a través del trabajo corporal, siendo una poderosa herramienta para disfrutar de una salud natural.

El empleo de plantas y aceites para la curación data de hace miles de años. La palabra aroma, que los griegos utilizaban para referirse a las especias, en la actualidad abarca un significado más amplio: fragancia; y terapia es sinónimo de tratamiento, de modo que aromaterapia significa literalmente tratamiento curativo mediante el empleo de fragancias.

Resuelve múltiples afecciones

El masaje aromaterapéutico es un arte que opera gracias a la interacción entre la persona que proporciona el masaje, la que lo recibe y el aroma de los aceites.

Este tipo de masajes se utiliza para resolver múltiples y diferentes problemas. Además, nos proporciona beneficios que podemos apreciar de manera inmediata. Calmar la mente, el cuidado del cuerpo, rejuvenecer el alma. Encontrar reposición en un enfoque holístico de la salud y la belleza favorable a la relajación y la calma... Esto es el masaje con esencias aromáticas.

Ocho aceites esenciales

Esta técnica consiste en la aplicación de 8 aceites esenciales en la espalda y planta de los pies, diseñada para reducir el estrés y la ansiedad, apoyar el sistema inmunológico, reducir el dolor y la inflamación y equilibrar el sistema nervioso, lo que propicia la relajación de tu cuerpo, serenas tu mente, equilibras tus emociones y lograrás un sueño reparador.

Para los problemas musculares como las contracturas, son ideales, ya que proporcionan un alivio inmediato. Al trabajar las fibras, permiten relajar el músculo y aliviar los dolores provocados por posturas antinaturales prolongadas o movimientos bruscos que lesionan y producen dolor agudo. Al mismo tiempo, ayuda a los músculos recuperar la elasticidad y su tono normal, pues hacen desaparecer los puntos de tensión.

Al activar la circulación sanguínea, también aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos. Esto favorece al mejor funcionamiento de los órganos internos para mejorar la salud en general.

Aromaterapia y síntomas de menopausia

Según un nuevo estudio, el masaje con aromaterapia podría reducir los síntomas de la menopausia. Los investigadores encontraron que después de ocho sesiones de tratamiento podrían reducirse los síntomas de la menopausia.

 

¡A romper con las excusas!

Pero, ¿por qué en vez de fantasear no concretamos ese deseo? Falta de tiempo o de dinero, o incluso vergüenza, son las excusas más frecuentes para sucumbir al placer de los masajes.
Hoy te propongo que quiebres todas esas barreras, ¿No tienes tiempo? ¡Pues hazte de él! ¿No tienes dinero? Utiliza parte de esos ahorros que pensabas invertir, por ejemplo, en tus planes para el fin de semana, es tiempo de invertir en tu salud y de pensar en ti. ¡Te aseguro que no te arrepentirás!
Ya no vaciles... Bríndate a ti mismo este gusto que vienes postergando y, aún mejor: tómate un día de cada mes para disfrutar de unos reconfortantes masajes. Te costará menos que la cuota de un club o gimnasio (que puedes reemplazar por ejercicios en casa o parques), y será igual de beneficioso. ¡Y que tengas un relajante fin de semana!