•  |
  •  |

Médico Oriental (*)

 

Ingresa a este mundo de salud y buenos aromas, y prepárate para cambiar tu relación con el medio ambiente, gracias a los aceites esenciales.

Los aceites esenciales naturales son considerados grandes colaboradores para el bienestar físico, mental y espiritual de cualquier persona, su uso ayuda a la disminución de algunos síntomas de enfermedades, además de promover un balance emocional.

Este tipo de aceite es la esencia viva de la planta, extraída de diferentes partes: hojas, tallos, flores, botones, raíces o semillas, a través de un proceso de destilación especial que conserva las propiedades regeneradoras de toda la planta. En pocas palabras, es la energía viva de toda la planta.

Infinidad de aplicaciones

Los aceites esenciales contienen las moléculas con la capacidad oxigenante más poderosa que se conoce, transportan nutrientes a las células y les permiten desechar toxinas.

Aunque las propiedades de los aceites esenciales sean usualmente las mismas que en la planta en su forma natural, al contener una alta concentración de extracto vegetal sus efectos se ven multiplicados, por lo que deben usarse con precaución.

Tienen infinidad de usos

Sirven para confeccionar cremas y productos de cosmética, para el tratamiento de cientos de enfermedades o problemas de salud y muchísimas aplicaciones más.

Uno de los usos más generalizados en medicina alternativa es para la aromaterapia. Sus fragancias son aprovechadas por esta terapia, y además son agentes sumamente útiles en sí mismos. Cuando inhalamos un aceite esencial, va directo a la parte central del cerebro. Afecta al hipotálamo, glándula pituitaria, glándula pineal y amígdalas. Por eso nos ayudan a trabajar con nuestras emociones y nos conectan con nuestro ser interno.

Para aliviar dolores

Si los dolores son respuestas del cuerpo originadas en los centros sensoriales de nuestro sistema nervioso, es natural que aquellos productos que provoquen un relajamiento mental sean entonces muy útiles para combatir dichos síntomas.

En su aplicación a pacientes con dolores causados por diferentes razones, se ha probado que actúan como inhibidores de tales respuestas, lo cual nos hace considerarlos no solo un modo más de aliviar el dolor, sino uno de los recomendables. Estos aceites ayudan a combatir dicho malestar desde ambos puntos de vista, el físico y el mental.

La principal propiedad de los aceites esenciales que produce alivio del dolor es su poder analgésico. Ello significa que bloquean el sistema nervioso periférico, donde tiene lugar el dolor y el sistema nervioso central, donde ocurre su percepción. Una vez el paciente no percibe la molestia, se elimina la respuesta emocional. Y todo ello se desarrolla de manera natural, sin la intervención de drogas artificiales.

Efectos extraordinarios

En los pies están las terminales nerviosas de todos los órganos; por eso, cuando se aplican en estos, pueden llegar a todo el cuerpo en minutos. Trabajan en aspectos muy sutiles del ser humano.

Cada uno de los aceites tiene características muy especiales gracias a los innumerables componentes que poseen, al usarlos, se crea una sinergia, obteniendo efectos extraordinarios debido a que trabajan a un nivel holístico.

Su empleo depende del tipo de aceite y el efecto que deseas obtener, pero generalmente pueden ser aplicados de forma tópica en áreas específicas como las muñecas, la base de la nuca, nariz, sien, detrás de las orejas y en las plantas de los pies.

Tienen que ser puros

Se pueden utilizar solos o diluidos en aceite de oliva o de almendras, además inhalarlos directamente o ponerlos en un difusor especial, en algunos casos se pueden utilizar vía oral.

Para su uso terapéutico solo servirán los aceites más puros. Y en este punto es posible que intenten engañarte. A menudo se utilizan combinaciones de varios aceites para imitar las propiedades del aceite puro.

Los aceites esenciales combinados son aceptables para el uso de fragancias o perfumadores ambientales, pero a los fines de la terapéutica es imperativo que sean puros.

Un indicador importante de la pureza de un aceite esencial es el precio. Los aceites esenciales son, generalmente, más caros. La cantidad de aceite esencial contenida en una planta suele ser bastante escasa y esta es la razón de su precio bastante elevado. Los comunes, como la lavanda o el geranio, son mucho más baratos que los aceites de incienso y claveles.

La sabia naturaleza

Como vemos, la naturaleza nos ha dotado de distintos aceites esenciales cuyas propiedades analgésicas y antiinflamatorias ayudan a calmar el sistema nervioso y, a su vez, a combatir esa respuesta tan incómoda del organismo que llamamos dolor.

Ya sea por la edad, por agotamiento físico, debido a algún accidente o por exceso de actividad deportiva. En cualquier caso, los aceites esenciales son un excelente remedio para relajarnos y hacernos sentir bien nuevamente. ¡Utilízalos!

 

Créditos

(*)Tanyari Medicina Oriental.

Acreditado PR: 11306-2213.Por:

Practitioner’sRegister: Asociación de acupuntores y profesionales de medicina china

Pan European Federation of TCM Societies (PEFOTS)

Fundación Europea de Medicina Tradicional China

Centro Comercial Managua

www.tanyari.com

2267-1903 / 8624-2847