•  |
  •  |

Médico Oriental (*)

 

¿Has perdido el sueño? ¿Cambias de humor de forma abrupta? ¿Has perdido el deseo sexual? Tranquila, no te está pasando nada malo: puede que estés cerca de la menopausia. Te invito a seguir leyendo este interesante artículo.

Como la adolescencia, la menopausia es una etapa normal en la vida de la mujer, que dura de 1 a 3 años y que causa en su cuerpo diversos cambios, muchos de los cuales son difíciles de entender y por consiguiente de manejar. Sin embargo, no es el final de un camino, sino la transición a una nueva fase de la vida.

Por tanto, en sentido estricto, la menopausia es la etapa en que cesan definitivamente las hemorragias cíclicas tras culminarse la modificación en la producción de los óvulos de hormonas femeninas (estrógenos y progesteronas). Esto significa que finaliza la capacidad reproductiva, pero no cesa la actividad sexual, ni en el ámbito del deseo ni en el de capacidad de gozo.

La forma de afrontar este período especial en la vida varía mucho de una mujer a otra, porque separa dos etapas, la reproductiva y la no reproductiva. En algunas mujeres, llegar a la menopausia simplemente implica un cambio en su vida cotidiana, y los efectos o síntomas que presentan pueden llegar a ser mínimos; sin embargo, en otras mujeres las manifestaciones de esta son más fuertes, pronunciadas y difíciles de superar.

 

Síntomas más comunes

Disminución del deseo sexual.

Calores inesperados (bochornos).

75% de las mujeres que registra premenopausia tiene enrojecimiento en cara y cuello.

Dolor de cabeza y de articulaciones.

Incontinencia urinaria.

Mareo.

Cansancio.

Depresión y ansiedad.

Irritabilidad.

Insomnio.

Disminuye el flujo o humedad vaginal.

Piel más frágil.

Aumento de peso.

Huesos frágiles.

 

Sexualidad nace con la vida y muere con ella

La sexualidad es una capacidad inherente a la persona que se adecúa a su momento evolutivo y a sus circunstancias específicas. Está ligada a la necesidad de amar y que nos amen, y la de sentir placer y hacer sentir placer. Es cierto que durante el período del cambio corporal, hormonal y psicológico que supone la menopausia se pueden manifestar síntomas que inciden directamente en la apetencia de entrar en el juego sexual.

La sequedad vaginal, los sofocos, las cefaleas o el insomnio no son los mejores compañeros del deseo, pero solo han de ser impedimentos circunstanciales y de fácil remedio gracias a geles, cremas y otros fármacos.

 

Acupuntura controla síntomas

Un procedimiento alternativo que tiene buenos resultados para tratar la menopausia es la acupuntura. Esta es una terapia tradicional de la medicina china en la que se utilizan pequeñas agujas que se insertan en varios puntos del cuerpo.

Existen múltiples estudios, tanto en animales como en humanos, que comparan el efecto de la acupuntura con el tratamiento hormonal, y se ha visto que la acupuntura es tan eficaz como las hormonas para controlar los síntomas de la menopausia, pero sin efectos secundarios.

 

Ventajas

Aumenta los niveles de β-endorfinas.

Reduce el péptido relacionado con el gen de la calcitonina, que es un potente vasodilatador que se encuentra aumentado durante los sofocos.

Estimula la producción de serotonina, aliviando síntomas como cambios de humor, insomnio, dolor y sofocos.

Aumenta la producción de dopamina, norepinefrina y noradrenalina, que mejoran significativamente el ánimo.

Estimula el sistema colinérgico, responsable de la mejoría de la memoria.

 

Tome nota

(*)Tanyari Medicina Oriental.

Acreditado PR: 11306-2213. Por:

Practitioner-s Register: Asociación de acupuntores y profesionales de medicina china

Pan European Federation of TCM Societies (PEFOTS)

Fundación Europea de Medicina Tradicional China

Centro Comercial Managua

www.tanyari.com

2267-1903 / 8624-2847