Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ

A la orden del Ministerio Público pasaron las autoridades policiales estelianas a Wilder Xavier Palacios Gámez, conocido como “Pino”, y a Denis Alfonso Palacios Olivas, alias “La Chancha”, por atentar contra la autoridad y sus agentes, y por asociación ilícita para delinquir y lesiones.

Según la Policía, ambos individuos, de 19 y 27 años, respectivamente, fueron detenidos en el barrio La Chiriza, luego de que en estado de ebriedad, junto a otros sujetos, se presentaron a la delegación policial ubicada en ese sector, destruyeron la puerta principal del inmueble y agredieron al policía voluntario Nelson Gutiérrez, a quien golpearon salvajemente hasta provocarle lesiones, además de que le destruyeron el uniforme.

Según la Policía, en el caso de Denis Calderón Olivas, ya tiene un rosario de delitos, entre éstos robo con intimidación, amenazas de muerte, daños a la propiedad y falta penal contra las personas. “La Chancha” fue denunciado por la ciudadana Esperanza Iglesias, luego que se presentara a su casa y realizara una serie de escándalos, pese a que en su contra hay una restricción judicial de no pasar ni siquiera cerca de la afectada.

Al darse la alarma, los miembros de una patrulla policial acudieron al lugar del alboroto y “Pino” y “La Chancha” se resistieron al arresto. Los delincuentes fueron apoyados por otros individuos que merodean el lugar, así como por algunos familiares.


Una vez más los Salgado
Según investigaciones realizadas por la Policía, en el hecho se vieron involucrados parientes cercanos a los reos Martha Jeaneth Franklin y Jovel Salgado Amador, quienes ya fueron sentenciados a 15 años de presidio por tráfico interno de estupefacientes en la modalidad de expendio.

Entre los Salgado que fueron vistos apoyando la incursión delincuencial a la sede policial están Lenín Salgado Amador, Martha Arteta Salgado y Melvin Ariel Gómez Estrada. Debido a la acción delincuencial, también resultó lesionado en una mano el policía profesional Erick Talavera, al recibir una puñalada de un antisocial que participó en la reyerta.

De acuerdo con declaraciones brindadas por el portavoz policial, teniente Abel Herrera, estas agresiones en contra de los miembros de la vigilancia comunitaria y la población organizada tienen por origen las acciones de enfrentamiento a los expendios de droga existentes en ese sector.