Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Un “cruce de espadas” protagonizaron este miércoles en el Juzgado Octavo Penal de Juicio Manuel Arnulfo Pavón González, alias “El Mecánico”, y José Daniel Martínez Suárez, “El Ñañelo”, porque aunque los dos admitieron haber asesinado a Melvin Ernesto Sánchez, el primero dijo que quería pagar por lo que realmente hizo, mientras que el otro lo mandó a callar.

“Quiero pagar por lo que yo hice realmente”, dijo Pavón en clara alusión a la confesión que en su momento hizo en el Juzgado Octavo Penal de Audiencias, donde dijo que quien mató a Sánchez con un mazo y con la única mano que tiene fue “El Ñañelo”, y que él solamente condujo el vehículo de la víctima al momento del crimen.

En el momento en que Pavón estaba hablando, Martínez le dijo: “no digás nada”, y aunque los oficiales del Sistema Penitenciario Nacional se lo prohibieron, el joven siguió hablando para decir que él quiere la pena mínima de 15 años de prisión y que cuando cometió el crimen era menor de 21 años, porque nació en 1987.

El Código Penal de Nicaragua considera como atenuante el ser menor de 21 años, pero la fiscal Zeyla Buitrago le restó importancia a dicho alegato y adelantó que solicitará los 30 años de presidio para cada asesino, “porque el Ministerio Público no puede pedir una medida suave porque a la víctima le desbarataron la masa encefálica”, dijo, no obstante señaló que quien decidirá es el juez.

El juicio para los asesinos estaba programado para este miércoles, pero como admitieron su culpa, el judicial clausuró el proceso, audiencia que el defensor público Egberto Ramos aprovechó para pedir que un forense valore a Martínez porque supuestamente está enfermo de la cabeza por machetazos recibidos hace mucho tiempo, y supuestamente está perdiendo la visión del ojo izquierdo.

Don Marlon Sánchez dijo que la supuesta enfermedad de “El Ñañelo” y la supuesta minoría de edad de “El Mecánico” son “puras trabas” y tácticas dilatorias de los asesinos de su hijo “para que les quiten la pena máxima y les den la mínima, pero eso no puede ser porque es un asesinato atroz”, concluyó.