•   COSTA RICA  |
  •  |
  •  |

Un conductor ebrio, quien no pudo controlar su vehículo al pasar por un “policía muerto”,  por la alta velocidad en que viajaba, mató a dos nicaragüenses y un tercero permanece herido en un hospital costarricense.

El hecho ocurrió a las nueve de la noche de este domingo, en Ipís de Guadalupe, al noreste de San José, donde los tres nicaragüenses caminaban conversando tras salir de una pulpería.

Según un testigo, el vehículo bajaba una pequeña pendiente a alta velocidad y al pasar el “policía muerto o acostado”, perdió el control y arrasó con todo lo que encontró por el frente.

José Martín Mendoza, de 34 años, y Saúl Avilés, de 29, son los fallecidos, en tanto que Rommel García permanece delicado en un hospital de San José.

Tomó el doble de alcohol
Mendoza falleció primero, quedó tirado en la vía pública,  a orillas del carro azul que lo atropelló. Avilés murió cuando era trasladado al hospital en una ambulancia.

El conductor, de apellido Zúñiga, tenía 1.30 grados de alcohol en la sangre, y lo permitido por ley es 0.75. Está detenido en celdas judiciales.

Otro nicaragüense murió en Semana Santa. Se trata de  Eddy Manzanares García, quien recibió dos tiros en la nuca,  cuando viajaba  en bicicleta por el barrio Bananito Sur de Limón, en la Costa Atlántica.

Las autoridades creen que fue asesinado por venganza, porque fueron desconocidos quienes le dispararon desde una motocicleta.

T    Los atropelló

Sixto Valladares
COSTA RICA

Un conductor ebrio, quien no pudo controlar su vehículo al pasar por un “policía muerto”,  por la alta velocidad en que viajaba, mató a dos nicaragüenses y un tercero permanece herido en un hospital costarricense.
El hecho ocurrió a las nueve de la noche de este domingo, en Ipís de Guadalupe, al noreste de San José, donde los tres nicaragüenses caminaban conversando tras salir de una pulpería.
Según un testigo, el vehículo bajaba una pequeña pendiente a alta velocidad y al pasar el “policía muerto o acostado”, perdió el control y arrasó con todo lo que encontró por el frente.
José Martín Mendoza, de 34 años, y Saúl Avilés, de 29, son los fallecidos, en tanto que Rommel García permanece delicado en un hospital de San José.

Tomó el doble de alcohol
Mendoza falleció primero, quedó tirado en la vía pública,  a orillas del carro azul que lo atropelló. Avilés murió cuando era trasladado al hospital en una ambulancia.
El conductor, de apellido Zúñiga, tenía 1.30 grados de alcohol en la sangre, y lo permitido por ley es 0.75. Está detenido en celdas judiciales.
Otro nicaragüense murió en Semana Santa. Se trata de  Eddy Manzanares García, quien recibió dos tiros en la nuca,  cuando viajaba  en bicicleta por el barrio Bananito Sur de Limón, en la Costa Atlántica.
Las autoridades creen que fue asesinado por venganza, porque fueron desconocidos quienes le dispararon desde una motocicleta.