•   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |

La negligencia e imprudencia fueron los dos factores que provocaron seis muertes (cuatro por sumersión,  una por accidente de tránsito y la última  fue un asesinato  a tiros) durante la Semana Santa en Las Minas, Región Autónoma del Atlántico Norte.

Los fallecidos por sumersión son Carlos Daniel Falcón Taylor, de 12 años;  Erling Sánchez Barrera, de ocho; Enrique Jarquín Martínez, de 35. Esta víctima salió el Miércoles Santo a disfrutar de las vacaciones y desde entonces su familia no supo de él, hasta que fue encontrado la mañana del Viernes Santo flotando en el río El Tuma, municipio de Mulukukú.
Un informe de la Policía señala que el desdichado hombre había sido visto la tarde del Jueves Santo tomando licor y cantando a la orilla del río en estado de ebriedad, pero aparentemente después decidió bañarse, pero no salió con vida del agua.

Y en Bonanza, Erick Erants Lino, de 21 años, se ahogó en el río Sakalwas, la tarde del Jueves Santo.

Erants era un comunitario mayangna que desapareció desde el Lunes Santo, hasta que fue encontrado flotando en el mencionado río, lo que para la Policía es extraño, porque su familia y amigos aseguraron que era un experto nadador.

Por otro lado, en la comarca San Rafael del Kum, jurisdicción de Siuna, fue asesinado de cuatro impactos de bala,  Mirlo Luis Zeledón, de 34 años, la tarde del Jueves Santo.

Se supo que un grupo de desconocidos llegó a la casa del  amigo de la víctima, Iván Gutiérrez López, de 21 años, a dispararles a los dos. El primero resultó herido por dos proyectiles, en tanto que Zeledón falleció, aseguró la vocera policial en  Las Minas, Magdalena Bucardo, quien apuntó que aún no hay detenidos.

Y a causa de politraumatismo craneal, Juan Antonio Silva Martínez, de 43 años, pereció la mañana del Viernes Santo, al no poder controlar la motocicleta que conducía a exceso de velocidad, la que impactó contra una enorme roca que se encuentra a la orilla de la carretera a El Guineo, jurisdicción de Siuna.