Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

COMALAPA, CHONTALES
Tendido en un charco de sangre a la orilla de la tercera base del campo de béisbol El Madroñal, de Jicotepe, Comalapa, quedó el campesino Freddy Sandoval Pérez, de 26 años, tras recibir un impacto de bala que le propinó su amigo de parranda, Isabel Romero, por una broma de mal gusto.

Los dos amigos llegaron al campo deportivo a presenciar el doble juego programado el pasado domingo, en el cual el equipo de la comarca era uno de los protagonistas.

Desde el inicio del partido, Freddy e Isabel celebraban el desarrollo del encuentro con sus respectivos tragos de guarón. Luego llegaron las bromas y tras una advertencia del pistolero, el lesionado optó por ignorarlo y en un descuido le tocó las nalgas.

Sin hacer el conteo hasta cien para buscar la serenidad, “Chabelo” Romero, como es conocido el autor de estas lesiones, se lanzó sobre el amigo manoseador y en cuestión de segundos estaban revolcándose en el suelo.

A Isabel la pelea no lo favorecía y al no quedarle otro camino sacó su revólver 38 y realizó dos disparos, de los cuales uno le impactó en el abdomen a Freddy y el otro salió desperdigado.

Los asistentes al juego, al escuchar las dos detonaciones, desarmaron a Isabel Romero, pero en presencia de los fanáticos montó su caballo y se dio a la fuga, mientras los familiares trasladaron a Freddy Sandoval Pérez al Hospital Asunción, quien juró por sus seres queridos que jamás volverá a tocarle las nalgas a un amigo.