•  |
  •  |

Cinco videos y centenares de fotografías pornográficas en las que aparecen hasta supuestas edecanes de la institución militar, son las principales pruebas que recopiló la Policía el pasado 7 de febrero,  cuando capturaron al coronel del Ejército de Nicaragua, Francisco Miranda Barbosa.


Miranda  está siendo enjuiciado por la presunta autoría del ilícito de violación agravada en perjuicio de sus hijastras de 21 y 11 años.


Tres policías que declararon en el arranque del juicio dijeron que acudieron a la casa que Miranda compartía con su expareja y sus hijastras,  porque supuestamente alguien estaba amenazando de muerte con un arma.


Pero al llegar al lugar antes mencionado,  lo que encontraron fue a una madre llorando en su cuarto y sosteniendo sobre las piernas una computadora con material pornográfico donde aparecían sus hijas, narró una oficial investigadora.


Otros dos policías que participaron en la investigación expresaron que la mamá de las víctimas al inicio se negaba a entregar el material que incrimina a Miranda, porque creía que por su condición de coronel del Ejército podría ser protegido.

Hasta la doméstica aparece
Según los policías testigos, el coronel tiene otras víctimas,  porque en los videos pornos encontrados en la computadora,  discos compactos y  memorias de cámaras fotográficas,  aparecen una exempleada doméstica y supuestas edecanes de la institución militar.


“En las imágenes que observamos hay rostros de mujeres que se ve que están posando contra su voluntad”, dijo la oficial que investigó el caso.

Su voz lo autoincrimina
Uno de los videos que más incrimina a Miranda es donde él aparece  semidesnudo filmando y tomándole fotos a la mayor de sus hijastras,  pese al rechazo de ésta.
En ese mismo filme se oye a  la joven víctima pedirle a Miranda que salga de su cuarto y “que no le sigua haciendo eso”.


Igualmente se escucha la voz del acusado diciéndole  que se dejara hacer las tomas, indicó la declarante.


De acuerdo con las investigaciones hechas por la Policía,  Miranda colocaba cámaras ocultas en los cuartos de sus hijastras para filmarlas cuando se cambiaban de ropa.


El juicio contra el coronel Miranda continuará el próximo martes 3 de mayo, según lo dispuesto por el juez Edgard Altamirano.