•  |
  •  |
  • END

Marcos Antonio Gómez Jiménez y Guillermo Vanegas Pérez, de 28 y 70 años, respectivamente, sucumbieron ayer jueves en distintos hospitales de la capital, tras sufrir aparatosos accidentes de tránsito.

El primero en perder la vida fue el joven Gómez Jiménez, quien expiró en la sala de emergencia del Hospital “Lenín Fonseca”, hasta donde fue llevado luego de estrellarse con su motocicleta contra un rótulo.

Gómez perdió el control de la motocicleta cuando intentaba aventajar un automóvil por el carril derecho, en una callejón del barrio Santa Ana, en Managua, informaron las autoridades.

A consecuencia del impacto, Gómez cayó en la cuneta, informaron las autoridades policiales. El joven trabajaba como inspector domiciliar en la estatal Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados –Enacal- y al momento de la fatalidad iniciaba su jornada laboral.

El joven motociclista era hijo único y deja en la orfandad a una niña de cuatro años, su vela se realizó anoche en Batahola Norte, de Enacal, una cuadra al este.


Fallece anciano
Minutos después de la dos de la tarde falleció en el Hospital “Roberto Calderón”, Guillermo Vanegas Pérez, de 70 años, quien fue arrollado por una camioneta Toyota Hilux, conducida por un extranjero, en el kilómetro11 de la Carretera Managua-Masaya.

El anciano murió a consecuencia del trauma craneal y las múltiples lesiones que sufrió en todo el cuerpo, confirmaron su apesarados familiares.

Vanegas, de oficio agricultor, al momento del percance se dirigía a una huerta, aseguró Noel Vanegas, hermano de la víctima. El fatal accidente se produjo a eso de las nueve y media de la mañana, cuando el anciano cruzaba la transitada carretera de este a oeste y la camioneta que lo embistió mortalmente circulaba de sur a norte.