•  |
  •  |

El dictamen que emitió el Instituto de Medicina Legal confirmó que  María de la Concepción Estrada Rosales murió por asfixia mecánica, y la causa básica  de su muerte fue estrangulamiento.


Quien la mató fue su novio, William González, por celos, porque según dijo una fuente ligada a las investigaciones, este confesó todo, aunque por el momento no hay evidencias que lo incriminen, porque lo que inicialmente dijeron los testigos es que había visto a la víctima con un lustrador.


González luego declaró que él encontró el cuerpo el sábado en la mañana.  “Sin embargo, él luego confesó que mató a la “Concha” entre las 11 y 12 de la noche del viernes, y el dictamen del IML dictaminó que la hora de la muerte fue en los primeros 30 minutos del día sábado”, reveló doña Yolanda Urbina, habitante del barrio “Rubén Darío”, donde la joven fue encontrada muerta boca abajo y con una sábana en el cuello. Ella vivía en un cuartucho.

Piden justicia
Melania González Rosales espera que se haga justicia por la  muerte de su hermana.


“Mi hermana sufrió mucho. Desde la muerte de mi mamá hace ocho meses, se encontró a ese hombre --William--,  y cuentan los vecinos que le daba mala vida, por eso queremos que se haga justicia”, recalcó Melania González.
A María de la Concepción Estrada le sobreviven tres hijos de 11, nueve --que los cumplió ayer-- y 7 años, quienes despidieron a su madre.


Los vecinos de María de la Concepción Estrada hicieron todo lo posible por darle cristiana sepultura y hasta anduvieron recolectando dinero para comprar su  ataúd, porque la consideraban familia.


El sepelio se realizó la tarde del domingo, y ya los restos descansan en el cementerio Milagro de Dios.