•  |
  •  |
  • END

Inmediatamente después de que la fiscal Zeyla Buitrago le pidió al juez Octavo Penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, que castigue a José Daniel Martínez Suárez, “El Ñañelo”, y a Manuel Arnulfo Pavón, “El Mecánico”, a 25 años de prisión por haber asesinado a Melvin Ernesto Sánchez, este último le suplicó piedad al judicial, en tanto que “El Ñañelo” se abstuvo de rogar.

“Yo me arrepiento de lo que hice. Pido piedad por mí y por mi hermana, porque soy su único sostén. De corazón, por ella le pido piedad. Yo me entregué y declaré todo en la Estación Tres”, fueron las palabras que Pavón usó para rogarle al judicial por la pena mínima, argumentando que él sólo conducía al momento del crimen.

Manuel Cantón solicitó al juez que le impongan a Pavón la pena mínima de seis años de prisión, bajo el supuesto de que no fue un asesinato sino un homicidio y que su cliente es menor de 21 años, pero la Fiscalía lo contradijo al señalar que el crimen fue tipificado como asesinato desde el principio y que desde el momento en que el señalado participó activamente en el delito se convirtió en coautor, y por tanto merece la misma pena que Martínez, es decir, un cuarto de siglo de cárcel.

En ese sentido, la fiscal dijo que los acusados agravaron su crimen al actuar con alevosía, en un sitio despoblado y de noche, además aumentaron el mal del delito provocando otros males, igualmente utilizaron medios que impidieron que Melvin Ernesto pudiera defenderse y abusaron de su superioridad en número.

Por el contrario, el defensor público Egberto Ramos pidió la pena mínima de 15 años para “El Ñañelo”, bajo el argumento de que éste al admitir su crimen le está ahorrando al sistema judicial el desgaste económico que representa ir a juicio. Además alegó que Martínez tuvo una conducta buena hasta que cometió el delito.

Segundo Sánchez no coincidió ni con el Ministerio Público a la hora de pedir la pena, porque él le solicitó al juez que castigue a los acusados con 30 años de prisión “porque lo que hicieron con mi hijo no tiene nombre y ni siquiera es de un ser humano”.

El juez programó la notificación de pena para el diez de marzo. Melvin Sánchez fue asesinado en septiembre del año pasado con golpes de mazo y su cuerpo fue lanzado a un pozo profundo.