•  |
  •  |

Porque se trata de un juicio de tramitación compleja en el que los término se duplican, el juez Abelardo Alvir les decretó 13 días de prisión preventiva a los 10 presuntos integrantes del cártel “Los Charros”, cuya estructura era jefeada por el exfederal mexicano Gabriel Maldonado Soler.

La Fiscalía acusó a los diez hombres por  lavado de dinero, tráfico internacional de estupefacientes y crimen organizado.

El judicial ordenó la captura de seis personas que están libres, entre los cuales destacan dos mujeres.

Igualmente, el judicial pidió a la Superintendencia de Bancos, SIB, informar si existen cuentas bancarias a favor de los acusados.

Sin embargo, el judicial rechazó la solicitud de la Procuraduría General de la República, cuyo representante quería que se les hiciera una anotación a cada una de las propiedades que aparecieran registradas a nombre de los señalados.

¿Cuáles propiedades?
Ramos dijo que no podía ordenar eso, porque no le han presentado  documentos que evidencien que los negocios, propiedades y vehículos que puedan tener los acusados hayan sido obtenidos con  dinero proveniente de actividades ilícitas.

Los abogados defensores de los acusados pidieron que se rechazara la acusación, porque no individualiza la supuesta participación que sus representados tuvieron en los hechos descritos por el Ministerio Público.

“Aquí, en esta acusación, se dice que una persona participó en un hecho de manera muy genérica, pero sin señalar fecha, ni hora ni día”, señaló el abogado Ricardo Polanco, quien defiende a tres de los diez acusados, sin embargo, el judicial rechazó la solicitud.