•  |
  •  |

Una vez más se reprogramó el juicio por el robo y el  homicidio en perjuicio del agente vendedor  Néstor Mendoza Castillo, de 29 años,  quien  fue asaltado en agosto de 2010 por  Rolando Rodríguez Galo, de 23 años, alias “El Muñeco”,  y por Luis Alberto Sevilla, de 29, “Beto”.

De los dos acusados,   sólo el primero está preso, porque el otro está bajo arresto en su casa.

Ésta es la décima vez que se suspende el juicio. Primeramente fueron los defensores los que pidieron las reprogramaciones, pero  ayer lo solicitó la fiscal Roberta Bone, debido a que uno de los testigos claves no llegó.

El testigo es vecino de uno de los acusados y teme por su vida, por lo que había solicitado protección policial. Tampoco llegaron los médicos forenses, razón por la cual el proceso  fue reprogramado por el juez Sergio Amador, para el 25 de mayo a las dos de la tarde.

Amenazados
Los familiares de Mendoza Castillo, la víctima, se plantaron en las afueras del Juzgado de Tipitapa con pancartas en las que exigían justicia, sin embargo, en la acera de enfrente estaba un grupo de ocho amigos de los acusados, quienes  amenazaron a los primeros si declaran culpables a “El Muñeco” y “Beto”.

“Esos tipos nos han insultado y nos sacan cuchillos amenazándonos con hacer correr la sangre nuevamente si los asesinos son declarados culpables, ya fuimos a llamar a la Policía, pero no nos hicieron caso”, dijo Charlotte  Arley,  con quien Mendoza Castillo procreó tres niños, la última de ellas es una tiernita que no conoció a su padre.

“Nosotros pedimos justicia, porque él  era un hombre trabajador,  entregado a su familia y lo que más nos duele es que él les suplicó a los delincuentes que no lo mataran,  porque tenía tres niños,  que se llevaran todo les dijo,  pero nada, no les importó”, declaró Clery Mendoza, hermana del fallecido.