•  |
  •  |

La Policía del Distrito Seis capturó José Daniel Orozco Gutiérrez, de 19 años, quien supuestamente cegado por los celos y armado de un desarmador dio muerte de varios “puyazos” a su expareja, Karen Joseling Garay Flores, de 18, e hirió a otro joven que intentó defenderla, para luego intentar huir.

El sangriento hecho que presenta una vez más a una mujer como víctima de las consecuencias extremas del maltrato intrafamiliar, ocurrió a las ocho de la noche del pasado sábado en las inmediaciones de la rotonda ubicada frente al Ministerio de Recursos Naturales, en el barrio “Alexis Argüello”.

Doña Silvia Garay Zepeda, de 50 años, abuela de la víctima, relató que su nieta fue a pasear, y cuando regresaba a su vivienda fue interceptada por Orozco Gutiérrez, quien armado con un desarmador procedió a enterrárselo en el pecho, la espalda y la garganta. “Dicen que la mató por celos. Él vivía golpeándola y agrediéndola. Sólo maltrato le daba, y por eso ella lo había dejado para no seguir en ese problema”, recordó.

Intentaron ayudarla
Garay señaló que su nieta convivió con su verdugo durante un año, y que hace apenas cuatro días había tomado la decisión de dejarlo y seguir con su vida, pero nunca imaginaron que la violencia llegaría al extremo. Karen deja en la orfandad a dos niños, de dos y un año.

Doña Silvia aseveró que al momento de la agresión, dos jóvenes intentaron ayudarla, pero no pudieron, y, por el contrario, uno de ellos recibió un “puyazo” a manos del asesino, quien después de cometer el ilícito se dio a la fuga.

Una patrulla de Policía que se presentó al lugar, siguió a Orozco y lo detuvo en las inmediaciones de la Universidad Nacional Agraria.