•  |
  •  |

Nervioso, pero agradecido con Dios, está don Marcos Tulio Espinoza, de 61 años (rostro inserto), porque después del accidente de tránsito en el que se vio involucrado sólo resultó con una pequeña herida en la mano izquierda. Espinoza  trabaja en la Embajada Norteamericana. Él conducía el vehículo Ford, blanco, placas CD 1108, de este a oeste, sobre la Pista Suburbana, cuando una persona cruzó la vía de norte a sur,  y para no atropellarla, se subió al boulevard y se estrelló contra un poste del tendido eléctrico. LISANDRO ROQUE / END