•  |
  •  |

“Nunca visité ese hospedaje (“Los Amantes”), yo lo que tenía que hacer lo hacía donde la Ángela o donde la encontraba a ella, nada más”, fue lo que alegó Jorge Antonio Rivas Sandoval, de 29 años, alias “El Chepón”, quien está señalado como la persona que acabó con la existencia de Karla Patricia Alfaro Zelaya, de 30 años.

El dictamen forense revela que Alfaro Zelaya murió por asfixia mecánica por estrangulamiento.

Su cuerpo fue encontrado el domingo pasado en el baño del cuarto número 13 del hospedaje “Los Amantes”, en los alrededores del Mercado “Israel Lewites”.

“El sujeto fue capturado en el cementerio,  cuando se daba el sepelio de la joven, no se opuso al arresto, pero tampoco confesó el hecho, tenemos todos los datos que lo señalan como la persona que entró con Alfaro al hospedaje. Los vigilantes lo reconocen,  además,  era la única pareja que ocupaba el local en ese momento”, dijo el comisionado mayor Emilio Rodríguez, jefe del Distrito Tres de Policía.

Cuando Rivas Sandoval salió del cuarto, les dijo a los guardas de seguridad del motel, que la muchacha “no tardaba en salir”, porque se había quedado bañando, pero a esa hora ya estaba muerta.

Con antecedentes
El jefe policial informó, además, que Rivas Sandoval tiene antecedentes policiales desde 2009 por alteración al orden público, consumo de droga y alcohol.

“Todo hace indicar que el crimen tuvo móvil pasional,  según las investigaciones que hemos realizado señalan que ellos (Rivas y Alfaro) siempre que se encontraban discutían,  y el día del hecho la invitó a almorzar en un bar cercano al hospedaje, ambos ingirieron licor y luego se fueron a “Los Amantes”, reveló el comisionado mayor.

Rivas Sandoval no procreó hijos con Alfaro Zelaya, aunque esta dejó en la orfandad a una niña de ocho años, que vive en Italia con su progenitor.

El detenido será puesto a la orden del juez hoy por la mañana, para que responda por el delito de homicidio que le achacan.