•  |
  •  |

Detenido en la Primera Delegación de Policía está José Freddy Maradiaga, de 20 años, quien tenía 4 grados de alcohol por litro de sangre  al ser retenido por los agentes policiales.

El hombre fue detenido en las inmediaciones de la Carretera a Masaya, exactamente por la discoteca Matrix, a las 3:00 de la madrugada del miércoles,  cuando circulaba en su camioneta Toyota, roja, placas M 043-893.
El detenido reconoció que conducía en estado de ebriedad y pidió al comisionado Humberto Tórrez, segundo jefe de la Policía de la estación antes mencionada, que “le diera una oportunidad”.

“Las leyes deben cumplirse, en Nicaragua nadie debe conducir en estado de ebriedad,  porque se pueden dar accidentes y  tragedias en las familias”, apuntó el comisionado Tórrez, dejando claro que no le darán oportunidad alguna.

La Policía no perdona
“En estos casos se aplica una multa de un mil 500 córdobas y se le suspende la licencia durante tres meses, luego la persona debe pasar por otro curso teórico y práctico en Tránsito Nacional, para que le devuelvan la licencia”, explicó el comisionado Tórrez.

Además de la multa y de la suspensión, el sancionado  debe cumplir 40 horas de servicio  social en la Alcaldía de Managua.

Maradiaga manifestó que es dueño de un bar y que necesita la licencia para viajar fuera de Managua e incluso del país, pero ahora tendrá que contratar a un conductor.