•   SAN CARLOS, RIO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |

El Ministerio Público ordenó a la Policía ampliar las investigaciones en torno al caso de la joven de 18 años que abortó y lanzó el feto a una letrina, ordenando la libertad de Silvia Elena Sandoval Obando, la única persona que fue detenida por supuestamente facilitar las dos pastillas abortivas.

“Estamos claro que hubo un aborto provocado, pero hay que recabar más prueba para ejercer la acción penal”, apuntó el fiscal Christopher Pereira.

Ruth Mayorga Izaguirre abortó la pasada semana  colocándose  dos pastillas en el útero,  y para deshacerse del feto lo envolvió en una toalla y lo lanzó en la letrina.

El forense Henry Miranda determinó que el feto tenía lesiones que pudieron ser causadas por una sonda que se presume usó una persona entendida en la materia (ya sea partera, enfermera o médico) para extraer el bebé.

“La historia materna –colocación de pastillas intravaginales--,  no pudo comprobarse ni descartarse,  porque no existen análisis toxológicos de la sangre de la madre”, detalla el forense.

Mayorga fue dada de alta en el hospital “Luis Felipe Moncada”  y está a la espera del juicio.