•  |
  •  |

Una colisión entre un bus de transporte urbano colectivo de la ruta 165 y un taxi,  dejó como resultado tres personas lesionadas,  entre ellas una menor de seis meses de nacida, quien tiene  una  fractura craneal y se encuentra en estado  delicado,  según médicos del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.
Yarelis Esquivel Blandón,  de 17 años,  viajaba en la parte de atrás del taxi con la niña. Ella resultó con un trauma en el maxilar superior e inferior que hizo que se le desprendiera  la quijada y varias  piezas dentales, según el doctor Miguel García, especialista   maxilofacial del centro hospitalario.
El accidente de tránsito se registró de la gasolinera Petronic en Carretera Norte, cuatro cuadras al sur, en una intercepción donde aparentemente el conductor del bus placa M 1618, Juan Manuel González, de 46 años, se pasó llevando el taxi matricula  M 02544,  conducido por Bayardo Gutiérrez, de 55 años, quien resultó con trauma en el tórax, pero se encuentra fuera de peligro.

Testigos culpan a busero
Aunque el conductor del bus manifiesta que él iba en su preferencia y a baja velocidad, los testigos lo señalan de ser el culpable del accidente.
“Aquí los buses pasan a alta velocidad. El señor del taxi viene en su carril y fue arrastrado por el bus. La muchacha (Esquivel Blandón) venía sentada atrás, con tan mala suerte que fue la parte donde el bus colisionó”, manifestó Ángela Solórzano, vendedora de frutas que presenció el accidente.
“No creo que mi marido se haya pasado el alto, porque él es bien precavido, más sabiendo que traía a la niña  para que fuera a pasar el día en mi casa, porque hoy (ayer) la mamá no tuvo clases”, explicó aún nerviosa Emila Rizo, tía de Esquivel Blandón.
Juan Manuel González, el chofer del bus,  quedó detenido en el Distrito Uno de Policía.