•  |
  •  |

“Pegan” a dos más por masacre en Las Américas
Norman Obando Meza, alias “El Chele Peñique”, y Pablo Antonio Romero, apodado “El Discípulo”, fueron declarados culpables por segunda vez por la masacre que perpetraron la madrugada del 1 de enero de 2009, en Las Américas Dos,  donde perecieron bajo el fuego de las balas tres mujeres,  y  otras tres personas resultaron lesionadas.
Después de los fallos de culpabilidad,  la abogada acusadora Darling García Álvarez y el representante del Ministerio Público pidieron la pena máxima de 30 años de prisión para “El Chele Peñique” y  “El Discípulo”.
Cabe recordar que hace dos  días  la jueza Décimo Distrito Penal de Juicio, Nancy Aguirre,  condenó a 30 años de prisión a José Cuadra Somarriba,  “Pachanga”,  por ser el autor directo de la masacre. Las víctimas mortales de esa fatídica madrugada fueron Rebeca Donaire, Norma Arróliga y Marisol Romero Ugarte.

Sospechoso se contradice una y otra vez
Jorge Antonio Rivas Sandoval volvió a contradecirse  en torno a su presunta autoría en el crimen de Karla Patricia Alfaro Zelaya, quien fue encontrada muerta hace tres días en la habitación número 13 del hospedaje “Los Amantes”.  “No tengo nada que ver con el crimen, pero ella vendía su cuerpo”, afirmó Rivas ante la jueza Octavo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Karla García,  quien le impuso la prisión preventiva.
Seguidamente el reo afirmó que le solicitó a Alfaro sus servicios  sexuales,  pero negó haber llegado con ella al motel “Los Amantes”, aunque el encargado del negocio lo señala como el hombre que ingresó con la dama. La judicial programó la audiencia inicial para el 3 de junio y ordenó que la Defensoría Pública asuma la defensa de Rivas,  a quien el Ministerio Público acusa por homicidio.

Silla de ruedas por cárcel
Una silla de ruedas se ha convertido en la “cárcel” de Laura Mercedes Morales, de 52 años, quien estando presa en la Estación Uno de Policía sufrió un accidente cerebro vascular.  Morales enfrenta cargos por tráfico interno de estupefacientes, porque   la Policía le encontró en su casa 552 gramos de cocaína, refiere la acusación del Ministerio Público radicada en el Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio de la capital. De acuerdo con los dictámenes médicos,  Morales tiene paralizada la mitad del cuerpo, específicamente el lado derecho, y  no puede estar bajo régimen carcelario. Por eso en su momento la jueza Karla García le otorgó el beneficio del arresto domiciliar.
La fiscal auxiliar Karla Andino dijo que en caso de ser declarada culpable,  por estar en riesgo inminente de muerte, la Fiscalía pedirá que Morales siga bajo arresto domiciliar.