•  |
  •  |

Campeonato mundial de almohadazos
Por fin la guerra de almohadas obtuvo el estatus deportivo que siempre mereció. La falta de reconocimiento internacional a esta disciplina casi tan vieja como la civilización misma quizá se deba la ausencia de reglas claras que garanticen una contienda justa.

Ocho mujeres con atléticos atavíos se subieron al ring de la Pillow Fight World Cup y vistieron de gala al club Varsovia del barrio de Brooklyn. “Es menos brutal que el boxeo, pero igual necesitas cierta técnica. Es un deporte divertido. No me gustaría pegarle un puñetazo en la cara a alguien y de este modo igual puedes deshacerte de tu agresión”, relató la austriaca Maylin Kretzschmar, de 26 años.

Las entradas se agotaron, así que ya están planeando una nueva edición.

Se comió 25 mil hamburguesas
Un hombre de 57 años se comió dos hamburguesas Big Mac por día durante los últimos 39 años. Este es Don Gorske, quien llegó al record de las 20 mil, pero el hombre siguió comiéndolos y llegó el día en el que saboreó la número 25 mil.

A pesar de las duras críticas que reciben los restoranes de comidas rápidas en términos de nutrición, Don Gorske no se queja. Excesiva grasa, sal, azúcar, alta en calorías. Todo eso parece no afectarlo. Su caso es tan raro, que aparece en la película documental “Super size me”, que trata sobre los problemas de obesidad y de salud, en general, que produce la comida chatarra.

Este guardia de prisión retirado fue homenajeado por el local donde distribuyen esta marca de comidas rápidas de su ciudad natal, y allí se realizó la ceremonia del “25K”. “Planeo seguir comiendo estas hamburguesas hasta el día de mi muerte. Nada cambió en 39 años. Sigo esperando que llegue el momento de comerla cada día”, explicó.

Según la información nutricional oficial de Mc Donald’s acerca de la Big Mac, en estas casi cuatro décadas, Gorske se tragó 725 kilos de grasa pura y unos 13.5 millones de calorías. Desde 1972, el hombre pasó sólo ocho días sin comer una de sus hamburguesas favoritas.

En Sudáfrica: paloma más rápida que Internet
En Sudáfrica una paloma mensajera es más rápida a la hora de transferir información que uno de los proveedores de internet.

Esto se descubrió cuando frustrados trabajadores del sector IT, demostraron que una paloma era más rápida que Telkom, el principal ISP (proveedor de servicios de internet) de Sudáfrica. Y es que las conexiones de ese país son paupérrimas y el ancho de banda lamentable.

Según reportaron medios locales, Winston, un palomo de 11 meses, voló durante una hora y ocho minutos para viajar de las oficinas de Unlimited en Pietermaritzburg hasta la ciudad costera de Durban. Incluyendo el tiempo que tomó bajar la información de la tarjeta magnética que Winston llevaba en la pata a la computadora, todo el proceso tardó dos horas y 8 minutos. En ese tiempo a través de la red de Telkom se logró transmitir el 4% de la información.

Autoridades de Telkom no estuvieron disponibles para hacer declaraciones.

Heladito de 1 mil dólares
Un hotel en México ofrece una helado de palito que cuesta mil dólares.     
Un resort mexicano llamado Marquis Los Cabos prepara una rica paleta helada servida en un tradicional soporte de plástico. Lo que la diferencia de las que valen un dólar es que está hecha de tequila Premium Clase Azul Ultra, e incluye unas hojuelas de oro de 24 quilates en el interior.

Los directivos de este hotel en Baja California esperan que el helado se haga popular. Ella Messerli, encargada general de la empresa, relató que están en un plan de ofrecer todo tipo de “mini-indulgencias” como esta a sus huéspedes.

Para aquellos que tienen un presupuesto limitado como para andar chupando hojuelas de oro, también existe la posibilidad de tomarse directamente una medida de ese tequila premium. De ese modo, sólo deberán pagar 500 dólares.